Dos influencers hacen un crowdfunding... ¡para pagarse las vacaciones!

A juzgar por lo ocurrido, la próxima petición a la RAE (Real Academia de la Lengua Española) debería ser que junto a la definición de 'jeta', aparezca la foto de Cat y Elena. 

¿Quiénes son Cat y Elena? Yendo a lo elemental, son dos de las personas con más morro que han pasado por Instagram. Y ojo que hablamos de Instagram, que el nivel está muy alto. 

Pues bien, Catalin Onc y Elena Engelhardt son dos influencers de perfil más bien bajo que, un buen día, decidieron pasar sus vacacioned de verano en África. La idea es ir de Alemania a África en tándem y hacer partícipes a sus seguidores de su aventura. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

We could write a long text about mental health or global warming. We could tell you about following your dreams, or how important stepping out of your comfort zone is. We could tell you how beautiful traveling is, and it’s benefits, or the fact that most news don’t match reality. But we’re going to show you!  Less talking more action. Starting on the 20th of July in the middle of Germany, on a tandem, me and Eli  will cycle towards Africa, and hopefully beyond. We want to take you all on this huge adventure. A celebration of life, as we ride freely across mountains, by the sea and through metropolitans. We will show the beauty of this planet and it’s inhabitants, but also the ugliness. But we can not do this on our own. We need you! The funds we raise will go towards the bike and gear, food and accommodation (when needed), internet and SIM cards in every country to keep you up to date, insurance, emergencies. We need funds now for preparation as well as throughout our trip. Every dollar, every message, every couch or garden for our tent, any help you can offer will help us go further.  We hope you all enjoy and learn with us. TOGETHER WE CAN MAKE A DIFFERENCE another beautiful day with love Cat and Eli Link in bio Or paypal Abd_cat@hotmail.com

Una publicación compartida de CAT AND ELENA (@another_beautiful_day_official) el

Pero claro, participar en dicha aventura, aunque sea viendo las fotos de Cat y Elena, tiene un precio. En concreto, 10.000 euros. Y ésa es la cantidad que los influencers están pidiendo en una campaña de crowdfunding para financiar su viaje.

ADEMÁS: Destinos de vacaciones recomendados por influencers

La pareja, antes de que se lo digan, ya ha buscado excusa para no trabajar y es que un trabajo con horarios les perjudicaría en su día a día como influencers. 

Y es que, "cuando tienes el impacto que tenemos nosotros en la vida de los demás, tener un trabajo no es una opción", comentaron en Instagram. "Podríamos ser modelos y ganar dinero rápido, pero no queremos hacer publicidad del consumismo", han dicho usando la red social del consumismo por excelencia: Instagram. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Can you see it coming? Was a pleasure meeting and shooting with @svlstg in Copenhagen last year

Una publicación compartida de CAT AND ELENA (@another_beautiful_day_official) el

En lo que respecta al viaje, lo cierto es que el marketing tampoco es el más adecuado. En el texto de la campaña GoFundMe aseguran necesitar ayuda para "una celebración de la vida, mientras viajamos libremente por montañas, mar y te mostramos la belleza de este planeta y sus habitantes, pero también la fealdad". 

ADEMÁS: ¿Pagarías 155 dólares por este disfraz de influencer?

Para qué necesitan los 10.000 euros que cuesta el viaje. "Bicicleta y el equipo, comida, alojamiento, Internet, tarjeras SIM en todos los países para estar al día, seguros, emergencias. Necesitamos fondos ahora para la preparación, así como a lo largo del viaje". 

El objetivo es que "todos disfruten y aprendan con nosotros". Y, sin duda, mucha gente ya ha aprendido que echarle morro a la vida es algo universal. Eso sí, a Cat y Elena no parece estar saliéndoles demasiado bien el plan.

En 9 días de campaña, de los 10.000 euros previstos, llevan 242 euros. Y eso que la mitad, 120 euros, fueron donados íntegros por un tal Roger Bright. Parece complicado que lleguen a reunir el dinero que pretenden. Dicho lo cual, cosas más raras se han visto. Es más, si lo consiguen, sentarán precedente y mucha gente se animará a buscar mecenas para sus vacaciones. 

Lo dicho, echarle morro es una forma de vida. Por cierto, los comentarios del post son gloriosos. 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez ya lo hayas visto. Si no, merece la pena que eches un vistazo más abajo. Cámara que apunta al público durante una retransmisión deportiva y una parejita que se hace un selfie sonriente para luego congelar su sonrisa y mostrar unos rostros de aburrimiento absolutamente fulminantes. El selfie seguramente daba a entender que se lo estaban pasando muy bien. La secuencia captada por la cámara exhibe un aburrimiento atómico.

Es hilarante.

Eso también.

Y que viva Twitter y su viralidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Los medios de comunicación se llenan, en estos días, de opiniones a favor y en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos pero hay a quien le falta el parecer de una pieza fundamental en esta historia: el de la clase trabajadora.

Lo dice Quique Peinado, colaborador de Zapeando (laSexta), asegurando a través de las redes sociales que, quizá, "molaría que los medios de comunicación diesen algún titular sobre si inquieta a la clase trabajadora el posible nuevo gobierno".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué cosas tiene la convulsa actualidad. Las movilizaciones en Cataluña se cruzan con una celebridad chanante de nuestro ruedo ibérico. O sea, el Pequeño Nicolás (de profesión, sus cosas). Ha ido a Barcelona y en la estación de Sants se ha topado con los CDR y se ha liado un poquito.

Algún empujón, algún insulto y el Pequeño Nicolás de inmediato llamando a las televisiones para contar su caso.

Decían en los 60 que la revolución no sería televisada y nos da la impresión de que se equivocaron.

Páginas