Con 'Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho... ahora?' por lo menos te ríes

Si lo que quieres es que reirte y pasar un buen rato, Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho... ahora? es para ti. Si buscas algo más que eso, vete a ver Parásitos, Historia de un matrimonio o Dolor y gloria y satisface tu hambre cinéfila.

Ha llegado la segunda parte de Dios mio, ¿pero qué te hemos hecho? (2014) y su director Philippe de Chauveron nos vuelve a regalar una hora y pico de humor al más puro estilo francés.  De cierto cine francés. Volvemos a ver al espléndido reparto coral de la primera parte: Christian Clavier, Chantal Lauby, Ary Abittan y Medi Sadoun entre muchas y muchos otros. 

Philippe de Chauveron está en su salsa, ya le vimos al mando de otras comedias, aparte de la primera entrega de Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?, Con los brazos abiertos (2017) o ¡Desembarco inmediato! (2016). Sus películas cuentan con los mismo intépretes y el mismo género, si algo funciona y gusta al público, ¿para qué cambiar?

La película recuerda bastante a otras del mismo campo, como a las tramas de Pequeñas mentiras para estar juntos (2019) de Guillaume Canet y a Bienvenidos al norte (2008) de Dany Boon. Se parece a la película de Guillaume Canet por la fuerte presencia e importancia del amor familiar. En el caso del filme de Dany Boon encontramos similitudes en que ciertos personajes quieren mudarse a otro lugar y hay otros personajes que no quieren dejarles ir.

Como pueden ver en el trailer, aunque el tiempo haya pasado, los roces familiares y culturales siguen ahí, muy presentes.

Una hija lesbiana ¿barbaridad?

Aborda este película el tema de un padre que no acepta la sexualidad de su hija mediante el humor.

El matrimonio de los Verneuil ya ha pasado por un proceso de deconstrucción de ese racismo interiorizado con el que todas las personas, queramos o no, hemos crecido. 

salimata-kamate-y-pascal-nzonzi-en-'dios-mio,-pero-que-te-hemos-hecho...-ahora'

Lo que sucede es los Koffi, más bien el padre de familia André (Pascal Nzonzi), no consigue aceptar que su hija (Tatiana Rojo) se vaya a casar con una mujer y no con un hombre. Como hombre procedente de una familia tradicional y heteropatriarcal esto le parece una barbarie. 

Este es un tema muy importante de mostrar en las películas de hoy en día ya que ayuda a los demás a ver y aceptar cada vez más eso a lo que no están acostumbrados, estamos en el siglo XXI por favor.

Unos padres egoístas

En Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho... ahora? a este matrimonio se le presenta un nuevo contratiempo, sus hijas quieren irse del Francia para vivir en un país con cunas costumbres y cultura distinta.

christian-clavier-y-chantal-lauby-en-dios-mio,-pero-que-te-hemos-hecho...-ahora

Se expone el egoísmo de la pareja y tratarán de hacer todo lo posible para que sus hijas no abandonen Francia.

¿Lo conseguirán o no?

Dejamos que lo descubra cada cual.

Con la primera película se trató el racismo y con la segunda la sexualidad, ¿qué más se puede pedir? Estamos ante una serie de películas que tratan temas sociales muy importantes a día de hoy con un toque de humor irónico o satírico. Además de poner en tela de juicio temas importantes, hace reir, y mucho. 

OLIVIA BRAVO

ADEMÁS: Estas son las 10 mejores comedias de la historia

Ver resumen Ocultar resumen

Inspirada de la novela de Yamisna Khadra (autor masculino argelino que compuso su nombre artístico con el nombre de su mujer y el apellido de su madre), esta historia relata el infierno de la guerra y, en particular, el que vivieron las mujeres víctimas de los talibanes en el Kabul del verano de 1998. La elección de la animación para contarla combina realismo y pudor, y permite al espectador imaginar lo que está sugerido.

Ver resumen Ocultar resumen

Como sucede casi siempre con una película exitosa, hay quien busca la trampa o el truco como si fuera un espectáculo de magia. Sucedió con La forma del agua y ahora con Parásitos. Acusación: plagio.

Ver resumen Ocultar resumen

La isla de Manhattan clausurada por una noche, con todas las vías de acceso cerradas, se convierte en el escenario del crimen en un thriller lleno de acción, corrupción y Black Panther como oficial de policía en una cuenta atrás frenética.

Las apariencias engañan, se producen numerosos robos todos los días pero el caso que le toca investigar al policía André Davis oculta algo mucho más grande. La muerte de ocho agentes de policía en la escena del crimen levanta sospechas sobre algo desconocido en el personaje de Davis.

Páginas