Demasiados políticos en la tele y no sirve para nada

Tal vez el debate electoral suponga un punto de inflexión y salve o condene a alguno de los candidatos, pero lo que resulta (casi) seguro es que salir en El Hormiguero, con Ana Rosa Quintana o en La Sexta Noche no parece que tenga gran impacto en la campaña electoral. Cifras de audiencia discretas y una sensación de cansancio en espectadoras y espectadoras que tienen ya a la clase política más vista que el tebeo.

Excepción hecha de Santi Abascal en su cara a cara con Pablo Motos, que atrajo a las masas y quizás hasta recolectó algún voto nuevo para la ultraderecha. Gracias, Pablo.

Pero la sobreexposición de Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y hasta Íñigo Errejon en la pequeña pantalla sólo beneficia a Netflix y HBO, que seguro aumentan sus datos cada vez que ellos se asoman a la tele.

Hablamos intuitivamente, claro, no hay barómetro de laSexta que nos confirme este hastío pero ¿no lo perciben ustedes a su alrededor? 

Ojo, que a lo mejor hay quien tiene el vicio de la política tan adentro que sale Albert Rivera con su camiseta de Liberal Ibérico y sube el volumen para oirle mejor.

De todo hay en la viña del Señor.

Y del debate ya hablaremos.

Porque, según las primeras informaciones, el gran debate electoral consistirá en una sucesión de turnos de palabra sin repreguntas ni trabajo periodístico. Todo aséptico para que Iván Redondo no tenga esa noche un disgusto. Pues muy bien.

La televisión es nutritiva, cantaban los Aviador Dro, pero ya no rasca votos. Han sido demasiadas campañas electorales y ninguno de los candidatos suscita curiosidad. Sabemos dónde viven, con quién duermen y a qué hora prefieren acudir al excusado. Estamos exagerando aunque no tanto.

La nueva política se ha convertido en política a secas y la vieja ha simulado aggiornarse aunque tampoco parece tan nueva porque son todo trucos. Tal vez sería más interesante que Iván Redondo volviese a la tele, como cuando salía en Espejo Público, y nos hiciera alguna prestidigitación para solaz de las niñas y niños que el día de mañana votarán.

Que pase la campaña de una santa vez. 

Y a ver si esta vez votamos bien, caramba.

DANIEL SERRANO

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta delicioso escuchar a Bertín Osborne en su defensa a ultranza de la España de orden amenazada ahora por el progresismo que, para el cantante, es un modo disimulado de denominar al comunismo: "¿Progresistas en qué? Progresistas viene de progreso. Estamos hablando de un sistema político que se instauró en 1918. ¡Qué coño de progreso es ese!". Cosas como esta ha dicho Bertín Osborne en una entrevista concedida al diario El Mundo.

Ver resumen Ocultar resumen

Dice Antonio Garamendi, líder de la CEOE, que los españoles "están recortando el consumo" porque, básicamente, "hay incertidumbre" y están esperando "a ver qué es lo que sucede". Que lo que él pide es "explorar un Gobierno alternativo a la coalición entre PSOE y Unidas Podemos" y que lo que exige es un Ejecutivo "que garantice la estabilidad política y la moderación".

Ver resumen Ocultar resumen

Con Ignatius Farray te ríes y, además, puedes aprender nociones de filosofía clásica. Estamos ante un titán del humor cuya inteligencia y cultura es mayúscula. Así de claro.

Lo decimos por su (pen)último tuit.

En el cual se hace una cita.

Páginas