Demandan a Amber Heard por 10 millones de dólares... ¡por no querer desnudarse!

Como decía aquel sabio, hay días que es mejor no levantarse. En el caso de Amber Heard, habría que cambiar el concepto temporal de días a año. Y es que su 2016, está siendo horribilis como pocos. Por suerte para ella, ya que menos para que termine. 

La actriz, de 31 años, quien hace meses se divorció de Johnny Depp, de quien ha terminado por no recibir un sólo dólar, ha visto como su nuevo proyecto cinematográfico, London Fields, se convertía en una auténtica pesadilla. Eso sí, tal y como recoge The Hollywood Reporter, por culpa suya. 

el-reparto-de-la-pelicula,-rodada-en-2013,-es-una-pasada

Resulta que la productora responsable del proyecto, acusa a Amber Heard de forma parte de un complot para sabotear la película. ¿Cómo lo ha hecho? Presionando todo lo posible para eliminar las escenas de desnudo del montaje final. Como si no hubiera salido desnuda en otras películas. 

ADEMÁS: Famosos a los que el divorcio les costó una fortuna

Ante tal situación, la productora presentó la demanda esta semana, en la Corte Superior de Los Ángeles, reclamando a la actriz 10 millones de dólares por los daños ocasionados. Casi nada. Pero claro, no sólo acusan a Amber Heard de no cumplir su contrato, sino de no presentarse al prestigioso Festival Internacional de Cine de Toronto, para la promoción de la película. Doble traición. 

Obviamente, para eliminar sus escenas subidas de tono, necesitaba un cómplice. Y no uno cualquiera. Lo encontró. Resulta que Matthew Cullen, director de London Fields, también está en el ajo. Bueno, y en la demanda. 

amber-heard-esta-deseando-que-termine-2016

Lo mejor (o peor) de todo, es que la película... ¡lleva tres años rodada! Y ahora que iba a ser estrenada por fin, surgen todos estos problemas. Mal negocio. O bueno, quien sabe. Eso sí, las críticas en Toronto la despellejaron viva. Optemos más por el mal negocio. 

ADEMÁS: Demandan a 'The Big Bang Theory' por la canción 'Dulce Gatito'

Y es que, el flujo de demandas no queda sólo en una parte. El director, Matthew Cullen, también habría denunciado a Chris Hanley, uno de los productores, por fraude, a lo que éste respondió con la ya comentada demanda doble a director y actriz. 

La gran pregunta que todo el mundo se hace ahora es, ¿de qué va London Fields? Pues de Nicola Six (Heard), una femme fatale que tiene una premonición: va a ser asesinada por uno de los tres hombres con los que mantiene una aventura. Ejem...

Eso sí, el reparto es de traca. Junto a Amber Heard aparecen en pantalla Billy Bob Thornton, Cara Delevingne, Theo James y, sí, Johnny Depp, cuando aún era feliz con su guapa y joven novia. Qué tiempos aquellos. 

ADEMÁS: Benedict Cumberbatch es una nutria y Johnny Depp da fe de ello

Veremos en qué termina este asunto, pero la Navidad podría complicarse para Amber Heard. 

Fotos: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

Que Arnold Schwarzenegger y Donald Trump se detestan mutuamente no es algo nuevo. Que Arnie es un tipo decente tampoco. Fue gobernador de California por el Partido Republicano pero durante su mandato demostró amplitud de miras y progresismo de la vieja escuela. Nada que ver con la derecha locoide que representa el actual presidente de Estados Unidos. Nada que ver con la derecha locoide que se extiende a lo largo y ancho del planeta, de Bolsonaro a Salvini pasando por Santiago Abascal (el amigo de los niños en El Hormiguero).

Ver resumen Ocultar resumen

A veces hallamos en Twitter comparaciones interesantes aunque la frase hecha las califique de odiosas. Lo de las edades da para comparar y, a veces, con muy mala uva. Siempre pretendemos una eterna juventud que tampoco tiene porque ser obligatoria. Envejecer no es delito, caramba.

Bueno.

Sea como fuere, el caso es que hallamos en la red social del pajarito azul un tuit llamativo y aquí lo compartimos porque nos ha gustado.

Vean cuatro estrellas de Hollywood a los 43 y lo divergente del aspecto de cada uno de ellos.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser macarra tuvo su glamour y existió una constelacion de estrellas del cine quinqui cuya fugacidad resultó obligada por el consumo de heroína y su extinción en un brevísimo plazo de tiempo. Pocos de quienes nutrieron la quinta del Torete sobrevivieron a su celebridad.

Páginas