Del odio al amor en tres sencillos pasos: ahora Almodóvar y Netflix se quieren

La delgada línea que separa el odio del amor, es la misma que acaba de sobrepasar Pedro Almodóvar para dar un giro completo a su relación con Netflix

El cineasta castellano-manchego, a través de su productora El Deseo, producirá una ficción para el gigante del streaming en 2019. Una noticia que fue confirmada por Agustín Almodóvar y que a mucha gente de la industria ha cogido con el pie cambiado. 

¿El motivo? Hace poco más de un año, Pedro Almodóvar encabezó las protestas del Festival de Cannes contra Netflix

ADEMÁS: La escatológica broma que Netflix ha colado a medio mundo

Ocurrió en mayo de 2017, cuando Netflix presentó en el festival francés dos cintas: 'Okja' y 'The Meyerowitz Stories' que gustaron, sobre todo la primera, a públio y crítica. No tanto al jurado, presidido por Pedro Almodóvar, quien criticó que las cintas no se estrenaran en las salas de cine, como se venía haciendo de toda la vida. 

La crítica del cineasta castellano-machego obtuvo respuesta de uno de los popes de Netflix, Ted Sarandos, responsable de contenidos de la plataforma. El gurú del streaming aseguró que lo importante "siempre será mejor ver cine en una pantalla pequeña que no verlo en absoluto. Manda el consumidor".

ADEMÁS: Tenemos nueva chica Almodóvar (Rosalía se suma a 'Dolor y Gloria')

Palabras que, un año después, han dado la razón a Sarandos. Netflix sigue creciendo, ya supera los 130 millones de usuarios en todo el mundo, y todos los grandes grupos se están subiendo al carro del streaming. No sólo ellos, los grandes nombres del cine, tanto delante como detrás de las cámaras, son cada vez más habituales en vídeo bajo demanda. 

Por si fuera poco, y también en el marco del Festival de Cannes, la productora El Deseo lanzó un comunicado desmintiendo que fueran a trabajar con Netflix en una serie. Curiosamente, la noticia contraria a la que se ha anunciado recientemente. 

ADEMÁS: ¿No querías caldo? Netflix renueva 'Insatiable', su serie más polémica

Los Almodóvar han pasado del odio al amor a Netflix en poco más de un año. Y lo han hecho asumiendo que los tiempos han cambiado y toca adaptarse. 

Arrepentidos los quiere Netflix y Sarandos. Al final, como bien dijo el CCO de la compañía, lo importante es el contenido y de eso, Almodóvar tiene para regalar. Una gran noticia que ambas partes hayan sabido enterrar el hacha de guerra y alcanzar un acuerdo. Al final, como bien dijo Ted Sarandos, el consumidor manda y quiere lo mejor. Y Almodóvar lo es. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora que el modelo económico basado en el turismo de masas ha entrado en crisis como modelo debido a la infausta pandemia resulta conveniente recordar cómo dicho fenómeno fue glorificado por el franquismo. Allí empezó todo. Evidentemente, el contexto era muy distinto al actual y la población no percibía como molesta la llegada de extranjeros pero ahí ha quedado la propaganda que se coló en muchísimos títulos de los que rescata, a veces, Cine de barrio en TVE.

Ver resumen Ocultar resumen

El éxito en taquilla de Padre no hay más que uno 2, la última película de Santiago Segura, ha movido a la derecha tuitera a la celebración y exaltación del director y actor que fuera Torrente pero añadiendo todo tipo de ataques a la farándula roja, subvencionada y obsesionada con la Guerra Civil que son el resto de gente del cine español.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas