¿De verdad son necesarios los remakes de clásicos Disney?

El tráiler del remake en acción real de 'Aladdin' ha traumatizado al mundo. Uno de los clásicos más alabados de la historia de Disney, tiene su versión en acción real lista para ser estrenada y arrasar en taquilla. 

Será el próximo 24 de mayo cuando Guy Ritchie, Will Smith y compañía copien, fotograma por fotograma, el clásico de 1992. 

ADEMÁS: Series, películas, franquicias... 10 joyas de FOX que ahora son de Disney

Y es que la estrategia de Disney no puede ser más clara: coger su impresionante catálogo de clásicos y convertirlos en películas en acción real, con estrellas de relumbrón de Hollywood. La fórmula no puede ser más efectiva, como se ha podido ver con 'La Bella y la Bestia' o 'El Libro de la Selva'. 

Ambos remakes, estrenados en 2016, costaron en torno a 175 millones de dólares y entre ambas recaudaron 2.200 millones de dólares. Negocio redondo y dinero fresco para hacer más remakes o comprar el FOX, Lucasfilm o Marvel de turno. 

Así, este mismo año, además de 'Aladdin', llegarán a la gran pantalla otras dos versiones en acción real: 'Dumbo' (29 de marzo) y 'El Rey León' (19 de julio). Y ojo, 'Blancanieves', 'Cruella', 'La Dama y el Vagabundo' o 'El jorobado de Notre Dame' llegarán a partir de 2020. 

La pregunta es, ¿son realmente necesarias estas versiones? A nuestro entender, no. Aunque es lógico que Disney siga esta lucrativa estrategia. 

El motivo por el que encontramos innecesaria esta avalancha de remakes es que son copias exactas de los clásicos animados. Por ejemplo, 'La Bella y la Bestia', una de las mejores películas de la historia Disney, se copió tal cual para hacer el remake de 2016. Pero de una obra maestra se pasó a una película con Emma Watson hierática.

ADEMÁS: ¿Qué fue de los presentadores de 'Club Disney'?

Lo mismo pasa con 'Aladdin' y con 'El Rey León'. No es que las comparaciones sean odiosas, es que son idénticas. Y claro, el espectador que quiera algo nuevo en el guión o la trama, no lo va a encontrar.

De hecho, todo va a ir a peor, pues se suma que la mayoría de clásicos son peliculones, con el hecho de que la nostalgia las hace percibir aún mejores. 

Obviamente, no seremos nosotros quienes digamos a Disney, la compañía que domina el mundo del entretenimiento, cómo hacer las cosas. Lo que sí diremos es que parece más estimable una franquicia de 'Frozen' o 'Toy Story' que un remake acción real de todos y cada uno de los clásicos que ha creado la compañía en casi una década. 

ADEMÁS: Las 15 mejores canciones de la historia Disney

Lo peor es que acabaremos yendo al cine a verlos. Aunque sólo sea para criticar. 

Fotos y vídeo: Disney

Ver resumen Ocultar resumen

A Carlos Boyero, famoso crítico de El País, no le ha gustado la última de Tarantino (y van unas cuantas, la verdad). Si de Dolor y gloria de Almodóvar (la misma que se postula a llevarse la Palma de Oro en Cannes) aseguraba que "me conmovió sólo un par de veces", de Érase una vez en...

Ver resumen Ocultar resumen

Hollywood volverá a resucitar uno de sus grandes éxitos del pasado y, en esta ocasión, el turno tocará a Cariño, he encogido a los niños. Clásico de Disney de 1989 centrado en la (loca) historia de la familia Szalinski que, de manera accidental, veía cómo los más pequeños de la casa (los dos hijos de la familia, Amy y Nick, más los dos hijos de sus vecinos) reducían su tamaño por un aparato del demonio creado por su padre, el científico Wayne Szalinski (interpretado por el actor Rick Moranis).

Ver resumen Ocultar resumen

Es la sexta vez que Pedro Almodóvar opta a la Palma de Oro en Cannes pero, la de este año, pinta de color de rosa. El director de Dolor y gloria gana enteros para llevarse el gran premio del conocido festival de cine francés y muchas son las quinielas que le colocan (en el ecuador del certamen, que conste) como el principal aspirante a llevarse la Palma de Oro de este año.

Páginas