El joven Iker Jiménez era una mezcla entre Shia Labeouf y Dustin Hoffman

Como si de un nuevo misterio analizado por su famoso programa en Cuatro, Cuarto Milenio, se tratara, tanto Carmen Porter como Iker Jiménez compartían a través de las redes sociales esta foto. El protagonista, un jovencito Iker que, a la tierna edad de catorce años, ya fantaseaba con la posibilidad de mostrar al mundo el lado oculto de las cosas. Miren:

Imagen que también mostraba Iker junto al siguiente comentario:

ADEMÁS: Cuando Iker y Carmen se marcaron una rumba

Y que daba lugar a mil y una teorías tuiteras. ¿Nadie se había dado cuenta de que el joven Iker era un calco del actor Shia Labeouf? En la red del pajarito azul, sí que se habían dado cuenta de ello:

Pero más misterio aún. ¿Nadie se había dado cuenta de que, en realidad, Iker también era un poco Dustin Hoffman en su juventud?

Y todo esto, junto a otro misterio más. Lo desvelaba el propio Iker:

¿Estaremos ante un nuevo caso digno de análisis para Iker y Carmen? Una foto del ayer que, al menos, a muchos les ha conseguido arrancar una sonrisa. Bienvenidos a la nave del misterio...

ADEMÁS: La historia de Enrique de Vicente (Cuarto Milenio)

Fotos: Mediaset, Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

"La noticia ya resulta siniestra", comienza la periodista Cristina Fallarás mientras comparte el texto de Público a través de Twitter, "pero lo verdaderamente aterrador es la siguiente afirmación: según los mandos, hay que estar preparados para todo, y más en los tiempos de que corren".

Ver resumen Ocultar resumen

"Un amigo acaba de recordarme este viejo tuiteo, y creo que sigue siendo oportuno"

Si Arturo Pérez-Reverte recupera un tuit de hace tres años y medio, es porque ese momento debe ser impagable. Y vaya si lo es. El escritor ha echado la vista atrás y ha recuperado uno de sus momentos cumbre de la literatura en 280 caracteres. 

Ver resumen Ocultar resumen

El 13 de noviembre de 1992, el crimen de Alcàsser conmocionó a toda España. No sólo supuso el brutal asesinato de Desirée, Miriam y Toñi, sino que fue el primer caso de asesinato cubierto por la prensa más amarillista. Un caso que supouso un antes y un después a la hora de informar.

A lo largo de la década de los 90, el caso Alcàsser llenó horas y horas de televisión, cientos de portadas y páginas y mantuvo a sus protagonistas como personajes televisivos de primer nivel. Pero con el paso de los años, el caso fue perdiendo fuerza y acabó en el olvido. 

Páginas