El joven Iker Jiménez era una mezcla entre Shia Labeouf y Dustin Hoffman

Como si de un nuevo misterio analizado por su famoso programa en Cuatro, Cuarto Milenio, se tratara, tanto Carmen Porter como Iker Jiménez compartían a través de las redes sociales esta foto. El protagonista, un jovencito Iker que, a la tierna edad de catorce años, ya fantaseaba con la posibilidad de mostrar al mundo el lado oculto de las cosas. Miren:

Imagen que también mostraba Iker junto al siguiente comentario:

ADEMÁS: Cuando Iker y Carmen se marcaron una rumba

Y que daba lugar a mil y una teorías tuiteras. ¿Nadie se había dado cuenta de que el joven Iker era un calco del actor Shia Labeouf? En la red del pajarito azul, sí que se habían dado cuenta de ello:

Pero más misterio aún. ¿Nadie se había dado cuenta de que, en realidad, Iker también era un poco Dustin Hoffman en su juventud?

Y todo esto, junto a otro misterio más. Lo desvelaba el propio Iker:

¿Estaremos ante un nuevo caso digno de análisis para Iker y Carmen? Una foto del ayer que, al menos, a muchos les ha conseguido arrancar una sonrisa. Bienvenidos a la nave del misterio...

ADEMÁS: La historia de Enrique de Vicente (Cuarto Milenio)

Fotos: Mediaset, Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Ocurría durante un especial de TVE donde la cadena reunía a todos los actores principales de Cuéntame cómo pasó y siendo la actriz Ana Duato (Merche en la ficción de La 1) como autora del desafortunado comentario.

Mientras ella y su compañera de reparto, la también actriz Irene Visedo, hablaban de las profesiones que solían destinarse a las mujeres en el pasado, Duato calificaba de "menor" la carrera de enfermería.

Ver resumen Ocultar resumen

Qué ver esta semana en televisión... 

Ver resumen Ocultar resumen

El otro día aseguraba Federico Jiménez Losantos en su programa de radio que Gigantes era una serie horrible porque los protagonistas son malos y decía que claro, que que se podía esperar de una serie de Movistar+ cuando Movistar+ tiene tratos con Roures y Mediapro.

Las alambicadas teorías conspiratorias de Jiménez Losantos resultan sorprendentes.

Páginas