Antes y después: así han adelgazado los concursantes Supervivientes 2018

Dos meses han pasado desde que la edición más exitosa de 'Supervivientes' comenzara su andadadura. 

Como es habitual, el paso de las semanas, la falta de comida y las condiciones extremas del reality, han hecho mella en los concursantes. En algunos más que en otros. 

La pérdida de peso es palpable, especialmente, en el caso de los concursantes más musculados. Y es que, acostumbrados a hacer 5 o 6 comidas al día, y cambiarlas por una, y si hay suerte, es lógico que el cuerpo se resienta. 

ADEMÁS: ¿Dónde está el límite en 'Supervivientes'?

No obstante, en las participantes también se dejan notar los estragos de Cayo Paloma. De hecho, hay semanas en las que las fuerzas flaquean, a causa de esta falta de alimento. 

No obstante, es cuando se compara el antes y el después, cuando se ve la realidad de muchos concursantes. Una realidad que, en algunos casos, llega a ser preocupante. En otros, véase Francisco, el cambio es a bastante mejor

ADEMÁS: 'Supervivientes' Francia cancelado por una denuncia de agresión sexual

Y ojo, que todavía queda más de un mes de reality. La cosa puede ir a peor todavía. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Una nueva vuelta de tuerca al programa Mujeres y Hombres y Viceversa, de tan esplendoroso pasado y tan irregulares resultados a día de hoy. Un espacio que presentaba hasta ahora Emma García y que pasó de Telecinco a Cuatro en esa operación renove que supuso el fin de Las mañanas de Cuatro (¿por qué Mediaset cerró Las mañanas de Cuatro?).

Y llega un intercambio de presentadoras para dos programas.

¿Qué supondra esto?

Ver resumen Ocultar resumen

Surrealista momento entre Miriam Saavedra y Ángel Garó

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de OT está resultando de una confusión mayúscula. A la vez que (de momento) se obliga a una concursante a usar el término "mariconez" en una de las canciones que va a interpretar, RTVE pide perdón porque otro concursante y Noemí Galera se cagaron en la Falange.

Todo porque la actual Falange se quejó mediante un tuit.

Pues no, oiga.

Páginas