Cuando Los Javis lograron el primer tuit de José Luis Rodríguez Zapatero

A ver. Expliquémonos. Sucedió en el programa de laSexta ¿Dónde estabas entonces?, que reunió a un variopinto grupo de celebridades para hablar de aquellos maravillosos 90. Con decir que estaba el inevitable Chimo Bayo. El caso es que en el espacio conducido por Ana Pastor se dio la circunstancia de que el ex presidente Zapatero pudo estrenarse en Twitter, él que (según aseguró) ni mira Google para no deprimirse demasiado.

Animaron Los Javis a Zapatero para que se estrenase en la red del pajarito azul.

Y así lo hizo.

Zapatero tomó el smartphone de Javi Calvo, tecleó en su cuenta de Twitter y (ale hop) ahí quedó el resultado.

Para la historia.

Con su puñito y todo. 

Para ser un primer tuit estuvo bastante bien, ¿no?

Y Los Javis, tan contentos.

los-javis-poco-antes-de-convertir-a-zp-en-tuitero 

Así fue el momento histórico de la conversión de todo un ex presidente del Gobierno en tuitero ocasional.

Javier Ambrosi dejó Twitter en su momento así que tuvo que ser Javi Calvo quien cediese su perfil. 

Mereció la pena.

Chimo Bayo no baila pero sigue en forma

Y luego estuvo la actuación de Chimo Bayo en ¿Dónde estabas entonces? Apoteósica. Comentó el autor de "exta-sí, exta-no, exta me gusta, me la como yo" que él no ha sido de bailar. Claro, porque estaba en Barraca y Chocolate haciendo danzar a las masas de cuando la Ruta del Bakalao.

Así se le vio al DJ en el programa de Ana Pastor.

Hay que admitir que la canción de marras es una obra maestra y también (sniff) que el tiempo no pasa en vano para nuestros cuerpos gloriosos.

ADEMÁS: Las discotecas míticas de la Ruta del Bakalao

Ver resumen Ocultar resumen

El presentador ha tenido que suspender su función en Tudela

Ver resumen Ocultar resumen

Se trata de una canción hermosa y, sin embargo, borrada del repertorio de Joaquín Sabina. Pura arqueología que quedó por ahí, a la intemperie, apenas preservada por quienes hacen de la música de Sabina un culto que carece de piezas menores.

Hay que reivindicar Dos mejor que uno, que suena a 1987 y al talento sabiniano que, por entonces, despegaba gracias a las televisiones y a García Tola y a las muchas noches en La Mandrágora, hoy Lamiak, abrevadero incombustible del combustionado barrio de La Latina.

Páginas