Criminal: una serie artísticamente perfecta y moralmente dudosa

Una serie en la que cada capítulo es como una pequeña pieza teatral y que se exhibe el talento interpretativo de nombres tan mayúsculos como Carmen Machi, Eduard Fernandez o Inma Cuesta. Interpretando a personajes episódicos que tiene su contrapunto en un estupendo elenco habitual con Emma Suárez liderando y Álvaro Cervantes destacando con su muy preciso trabajo (aquí hay un actor de fuste, ojo).

Hablamos de Criminal, serie que tiene diversas versiones (británica, alemana, francesa y española) y que ha estrenado Netflix.

¿Y qué tal está la serie?

Criminal es una ficción impecable artísticamente pero dudosa hasta lo indecible en lo que moralidad se refiere.

Dirige Mariano Barroso y eso es solvencia asegurada.

Y está estupendamente fotografiada, y tiene un ritmo trepidante y las interpretaciones son prodigiosas.

¿Entonces? 

¿Cuál es el problema?

Pues el problema es que el panteamiento de la serie es inmoral: se trata, en cada capítulo, de contemplar como un grupo de policías torturan psicológicamente a un detenido para que, con trampas, se declare culpable. 

Las torturas son, eso sí, inteligentes. No hay violencia física. Pero, la verdad (¡atención, spoiler!), amenazar a alguien con matarle al perro para que confiese me revuelve bastante el estómago.

Aunque, sí, al final del tercer capítulo disponible se atisba un cierto grado de reflexión ética, un policía que duda y pone freno al despropósito. Si esa línea argumental se desarrolla, tal vez pueda resultarme más soportable. Pero es que yo soy de los que creo en el estado de Derecho y esas zarandajas. Aunque vivamos tiempos en que la masa enfurecida pida ejecuciones públicas y prisión permanente revisable.

Pero, bueno, sí, admitamos que Criminal es una serie de factura impecable, que Mariano Barroso sigue siendo el magnífico director que nos deslumbró con Éxtasis (o con Los lobos de Washington), que las actrices y actores (al unísono) están geniales. Todo bien si no fuera por la incómoda premisa argumental, que puede interpretarse como una aprobación de las técnicas más turbias a la hora de arrancar la confesión de un detenido. Como cuando en La noche más oscura la directora Kathryn Bigelow justificaba las torturas a terroristas para el benéfico fin de borrar de la faz de la tierra a Bin Laden. Pues no. Ni aún en esos casos hay que traspasar el límite de la inmoralidad. Pero, bueno, que la serie está rematadamente bien hecha y yo (¡ay!) me la he visto en un abrir y cerrar de ojos. Con gran molestia ética, eso sí. 

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: Si te suenan todas estas series de los 80, realmente sabes mucho de tele

Ver resumen Ocultar resumen

El Camino de Santiago se convierte en el escenario perfecto de una historia llena de terror e intriga en Caminantes, la primera serie de ficción propia de Orange TV en España. Producida por 100 Balas, la serie cuenta ya con un primer adelanto, un teaser de unos 45 segundos, que enseña parte de una serie con sello nacional que llegará el próximo año 2020.

En Caminantes, un grupo de jóvenes emprenderá lleno de felicidad el Camino de Santiago sin saber lo que el destino les depara.

Ver resumen Ocultar resumen

Se llama Foodie Love, la dirige Isabel Coixet y estará disponible en HBO España a partir del próximo 4 de diciembre. Y además, ya tiene tráiler. La nueva serie de la directora catalana calienta motores (o fogones) de cara a su estreno y lo hace con esta tarjeta de presentación de la mano de sus protagonistas, los actores Laia Costa y Guillermo Pfening.

Páginas