Contra Scorsese y Coppola y a favor de superhéroes y supeheroínas

Conste que aquí guardamos la pertinente devoción por don Francis Ford Coppola y san Martin Scorsese, y que Apocalypse Now o Casino son de nuestras películas favoritas, entre otras muchísimas de la filmografía de ambos directores. Pero en esta ocasión han patinado a gusto. Dice Scorsese que el cine de superhéroes no puede considerarse cine y añade Coppola que es "deplorable". A ver, un poquito de por favor. El cine de superhéroes y superheroínas es cine popular, combustible necesario para el motor de la industria, y artísticamente coexisten dentro de ese género tantas obras estimables como bazofia. Igual (por cierto) que en el cine de autor. 

Tiene, además, el cine de superhéroes y superheroínas una característica interesante y es que (como el cine de monstruos que hacía la Universal en los años 30 -de Drácula a Frankenstein pasando por La Momia-) retrata las pulsiones de la sociedad y plasma nuestros miedos, contradicciones y esperanzas o desesperanzas.  El cine popular conforma subsconsicente colectivo y que el Joker de Joaquin Phoenix baile entre barricadas ardiendo algo tiene que ver con Hong Kong, Chile, Cataluña o el BREXIT. Por no hablar de cómo en la saga Los Vengadores hay una reiterada reflexión sobre cuáles son los límites de quienes nos protegen en un mundo pos 11-S y después de haber liquidado a Bin Laden y lanzarlo a las profundidades del océano.

Y, sobre todo, hay que admitir que existen grandes películas de Marvel o DC que son obras maestras del cine. Digamos El caballero oscuro de Christopher Nolan pero también el feminismo activo de Capitana Marvel o, incluso, el Superman de Richard Donner de 1978, cuando los superhéroes no se deprimían (aunque luego vendría la bajona en Superman III, que pierde los poderes, se emborracha y hasta le dan de hostias en un bar).

Y lo que viene por delante.

El cine de superhéroes y superheroínas es un género en el que cabe de todo y, sí, caben bodriazos infumables como Escuadrón Suicida y ejercicios de virtuosismo visual como Pantera Negra.

Así que exigimos respeto.

superheroes-y-superheroinas-de-la-marvel

Aunque, la verdad, tampoco vemos problable que la industria de Hollywood esté llorosa por las declaraciones de Scorsese y Coppola, venerables dinosaurios que siguen dirigiendo grandísimas películas (más el primero que el segundo, la verdad) y que pertenecen a otra era. Los Vengadores y Batman y sus colegas de DC seguirán arrasando en la taquilla porque hay que sacar, a veces, a la prole de casa y que se pongan hasta las orejas de nachos con queso y chucherías. Y a disfrutar del fabuloso espectáculo del cine, que sobrevive gracias a estos seres mitológicos. Y también de Roma o Dolor y gloria, por supuestísimo. O de El crac cero, que nos ha gustado mucho. Pero eso son otras historias.

ADEMÁS: Los peores superhéroes de la historia del cine

Ver resumen Ocultar resumen

A veces hallamos en Twitter comparaciones interesantes aunque la frase hecha las califique de odiosas. Lo de las edades da para comparar y, a veces, con muy mala uva. Siempre pretendemos una eterna juventud que tampoco tiene porque ser obligatoria. Envejecer no es delito, caramba.

Bueno.

Sea como fuere, el caso es que hallamos en la red social del pajarito azul un tuit llamativo y aquí lo compartimos porque nos ha gustado.

Vean cuatro estrellas de Hollywood a los 43 y lo divergente del aspecto de cada uno de ellos.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser macarra tuvo su glamour y existió una constelacion de estrellas del cine quinqui cuya fugacidad resultó obligada por el consumo de heroína y su extinción en un brevísimo plazo de tiempo. Pocos de quienes nutrieron la quinta del Torete sobrevivieron a su celebridad.

Ver resumen Ocultar resumen

El próximo 28 de agosto, cuando España haya abrazado ya la nueva normalidad, Netflix estrenará la película españolaOrígenes secretos. 

Dirigida por David Galán Galindo, autor de la novela en que está basado, cuenta la historia de un asesino en serie que imita, en su forma de matar, los orígenes de los superhéroes más famosos.

Hasta ahí todo bien. 

O normal. Una serie de intriga y todo eso.

Páginas