Cómo enfadar a Chicote en un solo paso: haz mal una paella

Alberto Chicote no gana para disgustos. 

El televisivo chef es un enamorado de las redes sociales, como demuestra en Twitter a diario, donde supera los 560.000 followers. 

Pero claro, amar Twitter también supone odiar a algunos tuiteros. Y en el caso de Alberto Chicote, en concreto, a aquellos tuiteros que se lanzan a atentar contra recetas clásicas y lo comparten en un vídeo. 

ADEMÁS: El gran juego de los realities, ¿sabes todo sobre ellos?

Y esto es, precisamente, lo que ha pasado con Miss Rowie y que ha perpetrado una paella que debería estar penada con cinco años de prisión no revisable. 

A pesar de que los más de dos minutos de vídeo están en inglés, no hace falta hablar idiomas para ver los ingredientes que echa a su paella. 

Comienza con una cebolla a la que va añadiendo el arroz (cocido), tomate de bote triturado, guisantes, maíz y, para terminar, mejillones y cosas. Para rematar, un pellizco random de sal

¿Eso es paella? Según Alberto Chicote, no lo es. Según cualquiera que haya probado una paella, tampoco. Si acaso, se puede denominar como arroz con cosas. Y ni siquiera. 

Y claro, Alberto Chicote no ha podido callarse y ha compartido el vídeo, dardo a la usuaria incluido. "Cuando crees que lo has visto todo, viene Miss Rowie y te ataca con su receta de paella. Comérselo es imposible", ha comentado Alberto Chicote. 

ADEMÁS: Comer de forma saludable es posible: cómo reducir tu consumo de sal

Pero ojo, ahora viene el girito inesperado. Resulta que ni el vídeo ni la receta son de Miss Rowie, sino de Kays Good Cooking. Es más, Miss Rowie buscaba mofarse de las recetas bizarras de sus amigos ingleses, pero al colgar el vídeo como propio, los palos han ido a ella. 

Como decía José Mota, las gallinas que salen por las que entran. Un día de notificaciones negativas masivas, a cambio de un vídeo viral que se tomó 'prestado' de otra cuenta. 

Pero ojo, que hay un girito inesperado más. Un giro que aclara otro tuitero en el que sitúa a Kays Good Cooking como otra trol culinaria. Qué fantasía de momento. 

Dicho lo cual, eso no es paella. 

Fotos: Gtres