Comentario al nuevo corte de pelo de Fernando Simón

Cuando veas las barbas de tu vecino asomar, pon las tuyas a remojar

Y cuando veas a Fernando Simón el pelo cortar, ponte a temblar. 

Uno de los refranes es real. El otro no lo es pero ha generado una inquietud innecesaria

Ahora, que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad se haya cortado el pelo, ha puesto nerviosa a mucha gente. 

ADEMÁS: Mascarillas que te protegen poco contra el coronavirus pero te hacen reír

Quizás a demasiada. 

Ha sido Sonsoles Ónega quien lo ha verbalizado y los tuiteros quienes han interpretado. 

Cabe recordar que durante el mes y medio que duró el estado de alarma, las peluquerías permanecieron cerradas. Esto provocó, más allá de los fallecidos, enfermos, pérdidas de empleo y demás, una crisis estética sin precedentes en España. 

Que si raíces de un palmo, que si tintes decolorados, que si pelos salvajes... Obviamente, no se puede tolerar que Españita vuelva a prescindir de algo tan necesario como las peluquerías. Los hospitales y centros educativos ya tal, pero un español siempre debe tener derecho a un pelo perfecto, como recoge la Constitución en uno de sus artículos

Ojo, quizás en unos días toque dar la razón a Sonsoles Ónega y reconocer que fue una visionaria de la tragedia con solo mirar el pelo de Fernando Simón. Los posos del café de 2020 es el pelo de Simón. 

Fotos: Ministerio de Sanidad

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta habitual que a una mujer célebre se le pretenda refutar apelando a los años que ha cumplido. "Usted es una vieja" quiere ser un insulto fulminante cuando, en realidad, retrata más bien la idiotez de quien echa mano de ese tipo de expresiones. También se dirige esa refutación boba hacia algunos hombres pero, sobre todo, el mecanismo se usa para atacar a mujeres que tienen la osadía de opinar o de exhibirse como les da la real gana.

Páginas