Censuran a Madonna en Eurovisión (y no por sus gallos)

Por algo es La Reina del Pop

Por algo lleva casi cuatro décadas arrasando en todo el mundo. 

Madonna llegó a Eurovisión como la diva que es. Un séquito de 135 personas, un cachés desorbitado y una presencia imponente que eclipsó a los 26 finalistas

Por si fuera poco, la cantante multiplicó el hype de su actuación cuando sonaron los primeros acordes de su legendario 'Like a Prayer'. El público, Europa y el mundo se volvió loco. Madonna iba a cantar una de sus canciones más memorables pero, entonces, Madonna empezó a cantar. Y el hype se vino abajo

ADEMÁS: Y Netflix se pasó Eurovisión

Cierto que la puesta en escena fue impactante y que la coreografía era hipnótica, ahora, a nivel vocal, Madonna no estuvo a la altura de los 1,25 millones de euros que se ha llevado. 

Curiosamente, todo cambió cuando cambió de canción. Con la colaboración de Quavo, Madonna presentó 'Future' el single de su próximo disco 'Madame X'. 

Ahora, la traca final estaba por llegar. Y no de la mano de una canción. Justo al final de la actuación, dos de sus bailarines aparecieron con las banderas de Israel y Palestina en sus espaldas, mientras subián abrazados las escaleras. El mensaje de paz era claro y, de nuevo, Madonna se coronaba como Reina del Pop, a pesar de una actuación cuestionable. 

ADEMÁS: Todas las actuaciones de la final de Eurovisión 2019

Eso sí, desde la organización no han opinado lo mismo y han optado por censurar la actuación. Eurovisión no ha compartido nada de Madonna, ni en redes sociales, ni en su web oficial. Así están las cosas, un mensaje de paz, censurado. Bienvenidos a 2019. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Helga Liné nació en Berlín en 1931, cuando la república de Weimar declinaba y Hitler comenzaba su ascenso hacia el poder absoluto en Alemania. Poco después su familia huiría del nazismo con rumbo a Lisboa, donde siendo apenas una adolescente Helga Liné comienza a trabajar en un circo, haciendo números de contorsionismo y ejerciendo de bailarina.

Helga Liné tenía 8 años cuand se lanza a actuar en una pista de circo y apenas 15 el día en que hace su primera prueba para el cine.

Ver resumen Ocultar resumen

La caja de botones de Gwendy, una novela para leer en verano (recomendación literaria de la mano de Dani Rovira).

Ver resumen Ocultar resumen

Dice Carlos Bardem a través de las redes sociales que eso de que toda opinión es respetable es una "falacia". Que la "viralización del odio que suponen las redes sociales" es algo que, inevitablemente, "exige la higiénica práctica del bloqueo: me aburres, te bloqueo".

Que si "me insultas", también te bloqueo. "¿Te ofenden por sistema mis publicaciones? No te preocupes, te bloqueo. Don`t feed trolls!"

Páginas