Cantamos como nunca, perdimos como siempre (ganó Países Bajos)

¿Tuvo Miki la mejor actuación española de la última década en Eurovisión? Posiblemente. 

¿Merecía Miki una posición más alta de la que finalmente ha tenido? Seguro

¿Toda España se ha llevado un palo, demostrando que no aprendemos a pesar de los años? Tal cual. 

ADEMÁS: Censuran a Madonna en Eurovisión (y no por sus gallos)

Ha sido un palo. Un palo muy gordo porque Miki ha llevado 'La Venda' lo más alto que ha podido. Una altura que se ha quedado en el puesto 22 de Eurovisión 2019. Eran 26 participantes

Los 41 países que votan han tenido a bien dar 7 puntos a España. Generosidad habitual. Por su parte, el televoto ha sumado otros 53 puntos al casillero español. Al final, 60 puntos y un 22º puesto que no inquieta a David Civera en su estatus de mejor posición en Eurovisión del siglo XXI (sexto puesto en 2001)

Ganó Holanda, la gran favorita, con 492 puntos. Le siguieron Italia (465 puntos) y Rusia (369 puntos). Sí, una balada de Duncan Laurence titulada 'Arcade' se ha llevado la victoria. Y un rapero hortera, malote pero con actitud ha quedado segundo. ¿Será cuestión de mandar en 2020 a C. Tangana con Amaia Montero

Lo cierto es que Miki y España se vuelven de Tel Aviv como lo hacía la Selección Española de José Antonio Camacho, jugando de lujo pero lejos de la victoria. Dicen que no hay mal que 100 años dure, pero el de España en Eurovisión lleva camino. Ya llevamos la mitad y pinta complicado volver a ganar antes de 2069. 

ADEMÁS: Y Netflix se pasó Eurovisión

Miki se emocionó pero...

Lo cierto es que Miki poco más ha podido hacer. Su actuación fue sublime, con todo el público entregado y cantando 'La Venda'. Una actuación que terminó con Miki emocionado y abrazado a sus bailarines, pero ni con ésas conmovió a la fría Europa. Eso sí, Miki volvió a hacer gala de su buen humor, incluso en este complicado momento. 

Gala con mayúsculas

Si algo ha quedado claro con esta gala es que Israel sabe montar un sarao. La gala ha sido sencillamente espectacular de principio a fin. Desde la presentación, con Netta aterrizando un avión en el escenario, a la sensacional realización, pasando por el momentazo de los ganadores de los últimos años y, como no, la presencia de Madonna. 

Bueno, y de Dana International. Ojo, la ganadora del certamen... ¡en 1998! Han pasado ya 21 años desde que su 'Diva' revolucionara el mundo entero. 

¿Madonna? Bien, gracias

De Madonna se pueden decir muchas cosas pero, su paso por Tel Aviv, se puede resumir en dos: su presencia es apabullante y su voz en directo, no le daría para pasar a la siguiente ronda en un talent

La Reina del Pop ha sido, es y será la artista femenina más grande de todos los tiempos. Su mera presencia eclipsó, por momentos, a todo un evento como Eurovisión. Más aún cuando comenzó su actuación y el público adivinó los acordes de un clásico como 'Like a Prayer'. Madonna estaba a punto de robar el espectáculo pero, en ese momento, empezó a cantar. 

La puesta en escena fue magistral pero la voz en directo de Madonna, bueno, digamos que de sábado noche. Aún así, su mera presencia dio lustre a la que, para mucha gente, ha sido la mejor gala de Eurovisión en décadas. 

El featuring sin fin

Hasta la aparición de Madonna, la actuación de la noche se la habían adjudicado los protagonistas de las últimas ediciones de Eurovisión. Conchita Wurst, Mans Zelmerlow, Eleni Foureira y Verka Serduchka montaron un reto en el que cada uno iba cantando la canción que otro de ellos había interpretado en Eurovisión. 

El reto acabó con todos ellos cantando, junto a Gali Atari, el 'Hallelujah' que ganó el Festival en 1979. Sí, cuando Betty Missiego perdió el certamen sobre la bocina.

Y los memes...

Y como no, los memes. Sin duda, lo mejor de Eurovisión desde que existe Twitter. Un espectador no entiende tres horas de gala, si no es con el móvil en la mano, poniendo a caldo todo lo que aparezca en pantalla. Parafraseando a Gila, "hemos perdido Eurovisión pero ¿y lo que nos hemos reído?". 

Fotos y vídeo: Gtres y Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Ya lo dijo Bertín Osborne hace tiempo cuando le preguntaron en Ciudad de México por Pedro Sánchez: "este hombre no me gusta". Que no le votaría nunca ("no creo que tenga una ideología de ningún tipo", decía sobre el líder del PSOE) y que "hay gente que vale y gente que no vale".

Eso sí, si de otro líder socialista hablamos, a Bertín le cambia el gesto.

Ver resumen Ocultar resumen

Marcos de Quinto (Ciudadanos) se ha convertido en protagonista de las últimas jornadas por sus insultantes manifestaciones contra la inmigración a través de Twitter y sus últimas palabras han encontrado la respuesta perfecta en un tuit de Quique Peinado.

Ver resumen Ocultar resumen

Helga Liné nació en Berlín en 1931, cuando la república de Weimar declinaba y Hitler comenzaba su ascenso hacia el poder absoluto en Alemania. Poco después su familia huiría del nazismo con rumbo a Lisboa, donde siendo apenas una adolescente Helga Liné comienza a trabajar en un circo, haciendo números de contorsionismo y ejerciendo de bailarina.

Helga Liné tenía 8 años cuand se lanza a actuar en una pista de circo y apenas 15 el día en que hace su primera prueba para el cine.

Páginas