Broncano presentó 'La Resistencia' en chándal (y no es broma)

Todo mal. Todo mal. ¡Ay, señor, qué calvario!

No se sabe a ciencia cierta, pero ésas pudieron ser las palabras de Ricardo Castella, director de 'La Resistencia', segundos antes de que comenzara el programa de este lunes. 

El motivo no es otro que la presencia de David Broncano para presentar el programa... ¡en chándal! 

No es broma. No es un troleo de Jorge Ponce. Es una realidad palmaria que el presentador justificó como buenamente pudo. 

ADEMÁS: Si Broncano gafó a todos los de la foto, se dice y punto

"Está la gente de vestuario cagándose en mi madre. He tenido un problema: estaba fuera de Madrid. Estaba haciendo cosas de las que no puedo hablar y la única opción que nos quedaba era entrar directamente en chándal, según venía, y hacer el programa". 

El outfit de David Broncano era más 'Callejeros' que 'La Resistencia'. Pantalón de chándal random, camiseta de pico y deportivas. ¿Cómo lo arreglaron? Con una americana. 

ADEMÁS: Cumplir el sueño de Broncano tenía un precio: troleo masivo en Twitter

En ese momento, 'La Resistencia' se convirtió en 'Callejeros Viajeros: Proxenetas'

Obviamente, Alex Pinacho, CM del programa, se encargó de hacer sangre con el momento chándal de David Broncano. No esperábamos menos. 

Fotos y vídeos: Movistar+

Ver resumen Ocultar resumen

Neurocirujano. Cantante de ópera. Persona humana asaltada en su mansión dos veces (una en la que acababó hecho un ecce homo y otra en la que hizo huir a los ladrones a tiros). Supervillano. Ventrilocuo de los de antes. Empresario televisivo, teatral y lo que se tercie. El del Rockefeller, Monchito y Macario. Todo ello es (o no es) José Luis Moreno.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Una película se puede recordar por el beso de pasión que se dieron los protagonistas; por ese final sorprendente que hizo a toda una sala llorar (de hecho, ya recopilamos los 10 mejores finales de la historia del cine en un sólo vídeo); o que le hizo reír; por los efectos especiales que te hicieron vibrar; por esa secuencia que hizo gritar de placer a tu amigo el cinéfilo; por los Óscar que ganó; por la interpretación

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Qué razón tenía Karina cuando cantaba aquello de cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Básicamente, porque en cualquier tiempo pasado éramos más jóvenes. Con eso vale. Pero claro, si el tiempo pasado al que miras, te remonta 20 años atrás, apaga y vámonos. No somos nadie, que diría aquel. No hay más que recordar los bulos que todos nos creímos en los 90.

Páginas