Bertín Osborne vuelve a la carga: dictadura progre y extrema izquierda

Resulta delicioso escuchar a Bertín Osborne en su defensa a ultranza de la España de orden amenazada ahora por el progresismo que, para el cantante, es un modo disimulado de denominar al comunismo: "¿Progresistas en qué? Progresistas viene de progreso. Estamos hablando de un sistema político que se instauró en 1918. ¡Qué coño de progreso es ese!". Cosas como esta ha dicho Bertín Osborne en una entrevista concedida al diario El Mundo.

Una entrevista en la que también asegura que existe una dictadura progre: "Eso sí. La coletilla generalizada es que hay un partido de extrema derecha y todo el mundo lo asume. Pero también hay uno de extrema izquierda. Pero, entonces, ¿qué pasa? ¿Que la extrema izquierda es algo elegante que la extrema derecha no?".

A renglón seguido aclara Bertín Osborne que él no es de VOX aunque haya gente que lo piense.

Luego entramos en lo del feminismo e insiste el cantante en afirmar que el cose un botón de maravilla y que friega y plancha más que su mujer. Ahora, lanza un mensaje a las feministas: "que se vayan a la puerta de la embajada de Senegal o de algún otro país árabe". Alto y claro.

Y nada, un montón de cosas interesantes ha aseverado Bertín Osborne en El Mundo.

Ha reivindicado la ranchera (y ahí estamos de acuerdo), ha dicho que le horroriza el reaggeton (ahí no tanto) y ha desvelado el secreto de sus entrevistas televisivas: le da diez copas de vino al entrevistado o entrevistada para que se suelten.

Si quieres leer la entrevista completa en El Mundo, aquí la tienes.

Del máximo interés para comprender el marco mental en el que cierta derecha cultural. Sobre todo en los tiempos que corren, con los rojos juntándose para llegar al poder y, como advirtió la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, a punto de arder las iglesias como en el 36. 

ADEMÁS: Las edades de Bertín: cronología de un galán

Fotos: Gtres