Beatriz Rico, cines, comida y la felicidad: el debate que no cesa

Por un lado están quienes critican el precio de las entradas y de la comida en los cines. 

Por otro lado, quienes se quejan de los que van al cine a comer. 

Y hay un tercer grupo que son algunos cines que ponen carteles en los que avisan que está prohibido entrar al cine con comida de otro establecimiento. Un aviso que no es legal hasta el punto de que hay sentencias condenatorias por ello, dando la razón a los clientes. 

Pues bien, todos estos elementos se han juntado en un tuit de Beatriz Rico que ha generado un debate que lleva ya tiempo en Twitter. 

ADEMÁS: Beatriz Rico resumida en 11 tuits

La petición de la actriz es sencilla. "Soy cliente de Yelmo Cines. Hoy vi estos cartelitos y los taquilleros advertían en taquilla. No sé si es legal o no, pero aún siendo así, quizás una familia con 2-3 niños, no pueden comprar palomitas. Hagamos un poco feliz a la gente, que no todo en la vida es dinero, hombre!"

El único error de Beatriz Rico en este alegato es el de pensar que para una empresa no todo en la vida sea dinero. Sobre todo para una que te pide 8 euros por un refresco y un vaso de palomitas. 

ADEMÁS: Beatriz Rico reta a Pablo Motos al yoga

Por lo demás, Beatriz Rico no sólo hace una petición lógica, sino que esta petición está ratificada por la justicia. De hecho, así lo confirma Facua, quien también ha entrado a un debate que ha mostrado como, a pesar del presunto consenso de este tuit, siempre hay voces discrepantes.

Si Beatriz Rico no consigue poner de acuerdo a Twitter, nadie lo conseguirá

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Por lo menos, mirando su perfil de Twitter, hallamos que Iván Ferreiro se felicita porque en la Galicia de sus amores VOX no ha logrado representación alguna y parece preocupadillo por el auge de la extrema derecha.

Lo sabemos no por las cosas que dice el propio Iván Ferreiro sino por las cosas que retuitea Iván Ferreiro.

Por ejemplo, esto de Bob Pop.

Ver resumen Ocultar resumen

Los videoclips irrumpen, inicialmente, como una estrategia publicitaria que promociona canciones y, de hecho un éxito como Thriller consiguió su universal repercusión global mediante el vídeo (de John Landis) que lo acompañaba. Ya antes de que surgiera el videoclip como tal, la televisión ilustraba sus contenidos musicales y, a veces, trataba de ir un paso más allá de la mera grabación (o retransmisión en directo) de una actuación.

Pero el videoclip surge y se consolida en los fabulosos 80. En el mundo y en España.

Ver resumen Ocultar resumen

Hasta 1989 no utilizó el apellido de su padre

Páginas