Baron Noir, la serie que Pedro Sánchez recomendó a Pablo Iglesias

El lado oscuro de la política. Ese es el territorio en el que se desarrolla Baron Noir. Una ficción televisiva francesa estrenada en Canal + allá por 2016 y que ha vuelto a la actualidad porque Pablo Iglesias la recomienda vivamente. La descubrió, según ha revelado el propio vicepresidente, gracias a Pedro Sánchez.

Así que Baron Noir es la serie de moda en la Moncloa y con sus capítulos se reconforta el Gobierno entre convulsión y convulsión, en los estertores del Estado de Alarma y con el verano de la nueva normalidad a la vuelta de la esquina.

Las cloacas de la política son el territorio que Baron Noir explora.

Pablo Iglesias, según anunció en Twitter, ya se ha visto la serie entera.

¿Cuál es el planteamiento argumental de Baron Noir

La serie relata las peripecias políticas de Philippe Rickwaert, parlamentario y alcade de Dunkerke, caído por una traición y en pos de la venganza mediante cualquier medio a su alcance. Un político que no duda en servirse de delincuentes, policía, amigos y enemigos. Es la política, amigo. O no. También (quizás) se pueda ejercer la política con buenos sentimientos.

Enormes interpretaciones y trepidante trama, la política como espectáculo para adultos, muy lejos de esa fantasía un poco Walt Disney que era El ala oeste de la Casa Blanca. Aunque El ala oeste de la Casa Blanca siempre estará en nuestros corazones y Martin Sheen siempre será nuestro presidente.

La política ha dado grandes series (véase Borgen) y alguna película fabulosa (Il Divo, sobre el camaleónico Giulio Andreotti).

También podríamos recordar Boss, con aquel perturbador alcalde de Chicago que antes había sido Frasier.

En España tenemos El reino, sobre la corrupción y el modo en que todo se desmorona. Pero no estaría de más una buena serie política. Nuestras cloacas dan para mucho. ¿O no?

ADEMÁS: La imagen de la nueva normalidad resumida en un patio de butacas

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Ver resumen Ocultar resumen

En Friends no existían los problemas raciales ni la discriminación por ser mujer y lo gay tampoco resultaba problemático siempre y cuando se redujese a un buen motivo de chiste.  El mundo era un lugar plácido donde sentarse a esperar el futuro. En los años 90 el día de mañana iba a ser inevitablemente mejor. No tenían duda acerca de ello las chicas y chicos de Sensación de vivir en su soleado instituto californiano.

Ver resumen Ocultar resumen

La fiebre del cambio de hombre a mujer o de mujer a hombre o cómo se quiera continúa por obra y gracia de FaceApp, esa aplicación que nos hizo vernos en la senectud y ahora da la vuelta a nuestra apariencia de nuevo. Y Star Trek ha entrado en juego. Lo cual siempre resulta gratificante.

Ha sido William Shatner, el celebérrimo capitán Kirk, quien ha jugado.

¿Y si se hubiera tratado de una capitana?

Pues así hubiera lucido.

Ale hop.

Páginas