Así suena 'Lil' Frank is in da House', el 'facha-rap' de Franco

Álvaro Carmona lo ha vuelto a hacer. Su enésimo hit para 'El Intermedio', además de pegadizo como un tema de Giorgie Dann, es un puñetazo de realidad a todo el que lo escuche. 

En este caso, 'Lil' Frank is in da House', o lo que viene a ser lo mismo, el 'facha-rap' de Franco que arrasará esta Navidad en todos los mítines de VOX y alguna que otra fiesta de Ciudadanos. 

Una canción que empieza con toda una declaración de intenciones: "Habla el jefe del Estado, el que tengo aquí colgado". Y es que Álvaro Carmona verbaliza lo que mucha gente piensa, que el dictador dejó todo bien atado para mantener su legado. Y para colmo, ahora van a desenterrarle, con el peligro de que reviva. 

ADEMÁS: 'La crisis is over, motherfuckers' o el hit más optimista de 'El Intermedio'

"Franco, Franco que tiene el culo blanco pero el vuestro va a estar morado porque voy a patearlo. Me voy unos cuantos años y qué es lo que me encuentro, mujeres en el Congreso dando de mamar allí, ministros homosexuales y negros en el Madrid". 

Y es que, aunque cueste creerlo en la actualidad, España ha avanzado como sociedad en los últimos 40 años. Algo que si el dictador reviviera, no terminaría de entender. "Gays, perroflautas, árabes, republicanos, todos reclaman derechos como ciudadanos. Yo les daría derecho a cavar pantanos". 

ADEMÁS: Bob Pop repasa los insultos que ya no ofenden: "Fascista, borracho, aborto..."

De hecho, como bien señala Lil' Frank en su temazo, en su época sólo había "dos Españas: los rojos y los del aguilucho. Unos que me temían y otros que me temían mucho". 

Lo cierto es que, pese a quien pese, "estoy de vuelta, saludad a Lil' Frank. Me habéis desenterrado porque os queríais librar de mí y al final voy a quedarme en el puto centro de Madrid".

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica por el concierto de Taburete en Marbella donde ni se guardó la distancia de seguridad adecuada y apenas se utilizaron mascarillas ("'¡ni una puta mascarilla!" gritó desde el escenario Willy Bárcenas) ha provocado la reacción de numerosas personas de a pie y también de algunas celebridades. No es Jesús Vázquez un famoso dado a significarse con alegatos políticos o similares. Pero esta vez ha querido lanzar un mensaje. 

A través de Twitter (por supuesto).

Páginas