Aquellos maravillosos 2000: 10 series que comenzaron la Edad Dorada

En la primera década del siglo XX empezó a fraguarse lo que es hoy la Edad de Oro de las series. Allí comenzó todo. Un nuevo lenguaje (shakesperiano, folletinesco, adulto, repleto de alardes de guión y trucos de toda clase) se fue forjando de Los Soprano en adelante.

Claro que antes, en los 90, estuvo Twin Peaks pero su estilo era único y apenas logró continuación. (La va a tener ahora porque -que Dios nos pille confesados- vuelve Twin Peaks con el mismísimo David Lynch a los mandos).

Hagamos repaso de las series que se estrenaron entre el año 2000 y el 2010 y seamos conscientes de la revolución que se introdujo en las pantallas de nuestros televisores y dispositivos móviles.

1. Los Soprano

los-soprano

Bien, vale, se estrenó en enero de 1999 pero su desarrollo y triunfo definitivo se produce hasta 2007. Los Soprano, creada por David Chase, supuso una verdadera conmoción. Otro modo de entender las series: diferente ritmo, cuidadísimo guión, personajes complejos, una riqueza estilística hasta entonces apenas vista... Se puso de moda afirmar que la novela del siglo XXI (los novelones rusos al estilo Tolstoi) se estaba haciendo en la televisión con series como esta. Más allá de tal arrebato de intensidad intelectual, el papel definitivo de James Gandolfini y un polémico capítulo final del cual todavía se habla.

2. The Wire

the-wire-o-la-dura-realidad

"Que se joda el espectador medio" dijo en cierta ocasión David Simon, creador de The Wire, pieza maestra de la televisión de todos los tiempos. Corría el año 2002 y esta serie (descarnado retrato de los bajos fondos de Baltimore y radiografía de la América derrotada) lanzaba un órdago al espectador. Diálogos a velocidad de vértigo y códigos de policíaco mezclados con un realismo social a cámara lenta. Había que esforzarse (bueno, tampoco tanto, un poco) para penetrar en The Wire pero merecía la pena. La serie dejó algunos de los personajes más impactantes de la ficción televisiva (ah, Omar).

3. A dos metros bajo tierra

a-dos-metros-bajo-tierra

Otra serie que rompió normas. Arrancó en 2002 y provocó tal fascinadora extrañeza que en seguida se convirtió en serie de culto. Aquí la daba La 2 y la pasión de los primeros (y escasos) espectadores que contemplaron las venturas y desventuras de la familia protagonista (propietaria de una funeraria) hizo que A dos metros bajo tierra se contara pronto entre los placeres seriófilos más reclamados entre los entendidos en la materia. (Pero ¿ha envejecido mal esta serie? Ahí dejamos la pregunta para quien se atreva a revisarla -"al lugar donde has sido feliz/ no debieras tratar de volver" cantaba Sabina-).

4. Perdidos

perdidos,-la-serie

¿Qué más se puede decir de Perdidos? Entre 2004 y 2010 creó legiones de fans entregados a sus espectaculares giros de guión. Hay que reconocer que hay capítulos absolutamente magistrales, piezas que tendrían que estudiarse (y suponemos que se estudian) en las escuelas de creación audiovisual. Luego ya lo del capítulo final lo dejamos a criterio de cada cual. Ojo, Perdidos tiene, incluso, detractores. Aunque parezca mentira.

ADEMÁS: ¿Por qué Perdidos en las serie más sobrevalorada de la historia?

 

5. Deadwood

deadwood

¿A qué de esta no os acordábais? Una serie del Oeste desmitificadora y cruda que duró un par de temporadas allá por 2004. Se iban a hacer un par de pelis inspiradas en la serie pero no pudo ser. El caso es que estaba bien y ganó ocho premios Emmy y un Globo de Oro. Pero no cuajó. Así es el universo de las series. 

6. Cómo conocí a vuestra madre

como-conoci-etc-etc

Abramos un paréntesis. Cada década tiene su comedia de masas (Cheers en los 80, Friends en los 90...) y Cómo conocí a vuestra madre cumplió ese papel en los 2000. Absolutamente hilarante, adecuadamente sentimental y con personajes 100% adorables, ¿quién no ha reído con esta sit-com? No dejó rastro, no hubo secuelas y (nos tememos) no perdurará en la memoria sentimental colectiva como Friends. Pero estuvo bien. (Y, por cierto, ¿cuál es la comedia de masas de nuestro momento? Dejamos ahí la pregunta -ah, sí: The Big Bang Theory-).

ADEMÁS: Los 10 mejores capítulos de Friends

7. Mad Men

mad-men

En el 2007 llegó Mad Men y sedujo rápidamente a crítica y público, que se rindieron al aire vintage y el hedor a humo de cigarrillo de esta serie. Don Draper se convirtió en uno de los grandes personajes de la televisión de todos los tiempos y el hombre a la vieja usanza (con sus fragilidades bien ocultas bajo océanos de alcohol) del cual muchas espectadoras (y espectadores) se enamoraron perdidamente. A pesar de todo.

8. CSI Las Vegas

csi-las-vegas

Vale que nos hemos cansado de CSI pero en su momento esta serie tuvo su importancia (¡hasta Tarantino dirigió un capítulo especial!). Sí, nada que ver con The Wire, Los Soprano o Mad Men. Puro entretenimiento pero (atención) con un sinfín de efectos visuales que luego utilizaría toda serie que se preciase. Y siempre querremos al bueno de Grissom, con sus citas de Edgar Alla Poe y su linterna para no encender la luz de los escenarios del crimen.

ADEMÁS: 10 grandes series de los 90

9. Dexter

dexter-dispuesto-a-todo

La serie arrancó en octubre de 2006 y coloca como protagonista a un asesino en serie sobre el cual tendrá que decidir el espectador si provoca algún tipo de simpatía o más bien grima. Un producto que amas u odias. No hay termino medio. Y hubo muchos a quienes Dexter sedujo, si juzgamos por las ocho temporadas exitosísimas que logró cosechar. Si has conocido a algún o alguna fan de Dexter, sabrás que quienes adoran esta serie no admiten discusión alguna.

10. Breaking Bad

si,-son-ellos

Tal vez el culmen de las series de los años 2000. Compleja, arriesgada y con un trabajo de guión absolutamente prodigioso. El primer capítulo ha de contarse entre los más perfectos de la historia de las series. Y el desenlace, tres cuartos de lo mismo. Walter White es otro gran personaje, inolvidable y épico. Después vendría mucho más: Juego de tronos, The Walking Dead, Modern Family, Stranger Things, True Detective... Y lo que queda por ver (gracias a los dioses).

Ver resumen Ocultar resumen

Su nueva serie está basada en la Conspiración de la Pólvora, uno de los hechos más recordados en la historia de Reino Unido. 

Ver resumen Ocultar resumen

La nueva ficción de FX ha llegado a las pantallas con una expetación de esas que alarman a la crítica, que hacen que el espectador vaya a ver sí o sí alguno de  sus episodios sólo por el hecho de no perder el hilo en cuanto a lo que hay que ver. 

Una ficción que llega con un seño de garantía incuestionable, el que representa su creador; Noah Hawley quien ya se metiera al público, a la crítica  y a los premios en el bolsillo con su adaptación a la televisión de Fargo. 

Páginas