Antonio Lobato, un delantal y una paella o la foto que revoluciona Instagram

Más de 11.000 personas avalan el éxito de la última foto que Antonio Lobato compartía a través de sus redes sociales y todo por una paella, un delantal y un atuendo (el del cocinero) más propio de película para adultos que de aspirante a MasterChef. Imagen donde se ve al dueño de la voz de la Fórmula 1 en Movistar + preparando el que es "su primer arroz de la temporada a la barbacoa" con un modelito sólo apto para unos pocos.

Alumnos aventajados del gym que quieran presumir de bíceps, como bien lo hace el periodista deportivo, mientras apunta que su pintoresco outfit (sólo un delantal) se debe al calor que hacía en el lugar del cocinado.

"Mi mujer dice que parezco un cocinero porno", añade el periodista deportivo junto a la imagen, "pero tranquilos, llevo bañador".

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Antonio Lobato (@alobatof1) el

Y tremenda gozadera, que diría aquel, la que se ha montado con la foto picantona de Lobato. Porque hay comentarios para todos los gustos. Desde un "qué barbaridad, Antonio", firmado por un usuario de Instagram anónimo, hasta un "me gusta" de la actriz Kira Miró o un "ojalá no (llevaras bañador)" de la cantante Zahara.

Cientos de comentarios destacando la figura de Antonio Lobato que, ahora que empieza a apretar el calor, pone un poquito de sal (nunca mejor dicho) a este verano que (casi) comienza.

A Lobato le gusta presumir (de arroz)

Por lo que se ve, a Lobato le gusta esto de presumir. De buen arroz, que no de músculos, que miren la foto que compartía por estas mismas fechas en el año 2016. Mismo escenario, mismo plato, pero distinto outfit:

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Antonio Lobato (@alobatof1) el

Para demostrar que, si se lo propone, Lobato lo bordaría en una futura edición de MasterChef Celebrity.

ADEMÁS: Esta foto tiene un porqué

Fotos: Instagram y Gtres

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hoy se ha convertido casi en un signo de distinción de ser un hípster; los hay de diferentes formas e incluso tienen su propio peine; pero lo que siempre serán es un elemento únicamente masculino. Aunque alguna chica podría desmentirlo. Hablar del bigote es hacerlo de la masculinidad, al menos si a la historia del cine nos referimos. Son muchos los mostachos que a lo largo de los años desfilaron por las pantallas de cine. Desde los largos, a los pequeñitos, los autoritarios y los románticos. Todos los tipos de bigotes tienen su sitio en el recuerdo cinematográfico.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Páginas