Anabel Alonso avisa: "Como me volváis a llamar subvencionada, la tenemos"

Desde hace ya algún tiempo, Anabel Alonso se ha convertido en el azote de la derecha tuitera y mediática. 

La actriz dedica horas y horas, no sólo a dar a palos a los políticos patrios, sino a responder a tuiteros, trols y todo aquel que se cruce en su camino. 

Obviamente, la lista de insultos e improperios que recibe Anabel Alonso, harían que se ruborizara hasta al mismísimo Charles Manson. 

No obstante, entre todos los insultos que dedican a la actriz a diario, hay uno que sobresale y que se repite de forma habitual: subvencionada

ADEMÁS: El tuit de Anabel Alonso que reivindica el humor en tiempos convulsos

El hecho de ser actriz, es suficiente para dictaminar que el estado le paga sus trabajos, a pesar de que lleve tres décadas trabajando sin parar, gran parte de ellos en empresas privadas. Pero qué más da. De hecho, Anabel Alonso se lo ha tomado a broma, el millón de veces que se lo han dicho. Hasta ahora.

Y es que la actriz lanza un aviso: "Como me volváis a llamar subvencionada, la tenemos...". ¿Por qué ahora sí le sienta mal que se lo llamen? Sencillo. Porque los medios han informado de las subvenciones que han recibido los partidos políticos por los resultados electorales del 28 de abril. Sí, las generales que no han servido de nada. 

Seis millones de euros para el PSOE, cuatro para el PP o más de dos millones para VOX por no alcanzar un acuerdo de investidura y hacer repetir elecciones. No está mal, ¿verdad?

ADEMÁS: El palo de Anabel Alonso a Felisuco que ha resonado en todo Twitter

Lógico que Anabel Alonso, a partir de ahora, se tome lo de subvencionada como una afrenta peor que mentar a su madre. No es para menos. Al menos ella sí que hace su trabajo

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Problemas del primer (y privilegiado) mundo

Ver resumen Ocultar resumen

¿Hay que hacer caso de su teoría? Qué va, qué va, qué va... 

Ver resumen Ocultar resumen

En esta semana en la que España camina irremediable hacia otro confinamiento, el rey emérito muestra su solidaridad con algunas amistades y algunos políticos se dedican a sembrar el odio entre ciudadanos, en vez de hacer política, no está de más sacar una sonrisa de donde se pueda

Páginas