Ana Pastor confirma dos cosas de Martínez-Almeida: es un cachondo y los tiene cuadrados

No merecemos a José Luis Martínez-Almeida. Al menos, en el apartado de comedia. 

Y es que, el alcalde de Madrid se ha ganado, en poco más de seis meses, el honor a ser el humorista no pretendido más gracioso del panorama político y cómico de todo el país

Y esto tendría gracia, si no estuviera gobernando una ciudad como Madrid. Una ciudad que llegó a gobernar con una premisa clara: acabar con el legado de Manuela Carmena, personificado en Madrid Central. 

Sí, la campaña de José Luis Martínez-Almeida, el señor que prefería salvar Notre-Dame al Amazonas, se basó en prometer a los madrileños que tendrían mucha más contaminación. Y ganó. Bueno, gracias a Vox y Ciudadanos. 

ADEMÁS: La comparación de Bono (U2) con Martínez-Almeida que no se sostiene

Y resulta que en vez de cumplir su promesa, ser el alcalde que se cargó Madrid Central, va y cambia de idea y muestra al mundo el orgullo de que Madrid albergue la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2019

Y no lo hace solo de palabra, obra y omisión, sino también de sudadera hortera que parece ir a coger aceituna. 

Esto sería cómico, reiteramos, si no estuviera al mando de toda una capital de España. De hecho, parece que al único que le hace gracia es a él. No hay más que echar un ojo a Twitter para comprobarlo. 

Sin ir más lejos, Ana Pastor ha sido una de las muchas personas que le ha echado en cara esta deriva de su proclama política, adaptándola a las circunstancias. La periodista, como es habitual en ella, ha sido directa en su acusación. Tanto que sólo ha necesitado una palabra para dar su opinión sobre José Luis Martínez-Almeida: "Cuadrados"

ADEMÁS: El Martínez-Almeida de Raúl Pérez mejora (y empeora) al original

Obviamente, se refiere a los atributos del político del PP y el tamaño desmesurado de los mismos. Un tamaño que le permite hacerse un donde dije digo, digo Diego casi a diario. 

Pero, como ya hemos dicho, más allá del tamaño testicular de José Luis Martínez-Almeida, si por algo destaca el alcalde de Madrid es por su retranca. Sólo así se entiende el giro inesperado que le dio al tuit de Ana Pastor, acusando a la periodista de lo que nadie esperaba. 

¿Lo mejor y lo peor de José Luis Martínez-Almeida? Que aún quedan tres años y medio, como mínimo, de humor, volantazos y sudaderas horteras. 

Fotos: Twitter

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hoy se ha convertido casi en un signo de distinción de ser un hípster; los hay de diferentes formas e incluso tienen su propio peine; pero lo que siempre serán es un elemento únicamente masculino. Aunque alguna chica podría desmentirlo. Hablar del bigote es hacerlo de la masculinidad, al menos si a la historia del cine nos referimos. Son muchos los mostachos que a lo largo de los años desfilaron por las pantallas de cine. Desde los largos, a los pequeñitos, los autoritarios y los románticos. Todos los tipos de bigotes tienen su sitio en el recuerdo cinematográfico.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Páginas