Amenazan con un cuchillo a un equipo de Espejo Público

Clara Murillo, reportera de 'Espejo Público', ha vivivo uno de los momentos más tensos y peligrosos que se recuerdan en el programa. Y mira que ser reportero del programa de Antena 3, es una profesión de riesgo. 

La periodista de había desplzada hasta el barrio granadino de Almanjayar, para ver qué pasaba con los habituales cortes de luz que se daban en la zona. Y es que el asunto no es menor, pues es uno de los puntos donde más cortes de luz se dan en todo el país. 

Allí son muchos los vecinos que apuntan a que la causa son las numerosas plantaciones de marihuana que hay en los pisos del barrio, que provocan subidas de luz que no puede aguantar la infraestructura. 

ADEMÁS: Vergonzosa agresión de unos okupas a un equipo de 'El Programa de Ana Rosa'

"En muchos bloques hay más marihuana que personas", comentaba una vecina. 

En esa ronda de entrevistas, Clara Murillo comienza a hablar con otro vecino por el asunto y éste afirma que es el Ayuntamiento de Granada el culpable de los cortes de luz. 

Tras el testimonio, la reportera le agradece las declaraciones y le comenta que van a recabar más versiones, algo que no termina de gustar al testigo. 

Éste, como de la nada, saca un cuchillo y obliga al equipo a seguir grabando y dar validez a su versión. Sin duda, una forma razonable y mesurada de llevar la razón. "O grabas o te pego una puñalada"

ADEMÁS: Agreden (otra vez) a un equipo de 'Espejo Público'

La propia Clara Murillo ha podido contar en el programa cómo vivieron esos segundos de tensión que, por suerte, no pasaron a mayores. Eso sí, ahora todo el mundo sabe que la culpa de los cortes es del Consistorio granadino, gracias a la educada y diplomática intervención del señor del cuchillo. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

"Mira, te comento..."

Ver resumen Ocultar resumen

Compartido y viralizado por Chrissy Teigen

Ver resumen Ocultar resumen

Que el cambio de canal le ha sentado de maravilla a Pasapalabra, es un hecho. 

Que a Roberto Leal le sienta de maravilla el formato, no así el juntarse con infectados de coronavirus, también lo es. 

Ahora, lo que también es innegable es que los responsables del público son auténticos agentes del caos que alucinaron con el Joker de Joaquin Phoenix. De no ser así, no se entiende el aspecto de psicópatas que tienen los espectadores que acuden al plató, con las mascarillas que les han dado. 

Páginas