ABBA y Pedro Sánchez, una relación de investidura (por Máximo Pradera)

Hablemos de investidura y escuchemos a ABBA cantando uno de sus clásicos: The winner takes it all. Que es el título que a Máximo Pradera se le ha venido a la cabeza cuando ha tenido noticia de la última propuesta del PSOE a Unidas Podemos: ni un solo ministro y a apoyar a Pedro Sánchez por su cara bonita.

Máximo Pradera cree que esto de que el ganador se lleva todo no resulta ni justo ni equitativo ni razonable.

Y así lo ha expuesto en Twitter.

Con la contundencia correspondiente.

Y todavía ha desarrollado esa idea en otro tuit.

Pero, de momento, en el PSOE siguen instalados en el NO es NO a Pablo Iglesias y Unidas Podemos.

Por cierto, aquí tienen ustedes la mencionada canción de ABBA por si no la recuerdan.

La canción es de un bajonazo fenomenal, de esos temas que causan mal rollo y a la vez se disfrutan, de los que nos ponemos cuando sufrimos un fracaso sentimental y queremos regodearnos en nuestra desgracia y purificarnos después de llorar. 

Sniff.

Pero a Máximo Pradera lo que le vale de esta canción es el título, que resume lo que el PSOE (o Pedro Sánchez) lleva pretendiendo desde el día después de la cita con las urnas: que se le regale la presidencia del Gobierno y luego Dios proveerá.

Pues veremos si eso sucede.

ADEMÁS: Increpando a Pedro Sánchez al grito de: "Eres de Falcon Crest"

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Dice un sacerdote de Rhode Island, Estados Unidos, que el aborto es "una matanza de niños inocentes" y que es incluso peor que la pedofilia. Según el reverendo Richard Bucci de la Iglesia Sagrado Corazón, la pedofilia "no mata a nadie" y el aborto, por contra, "sí"

"Esto no quiere decir que el abuso no sea algo horrible", matiza el sacerdote en una entrevista concedida a NBC WJAR. Sin embargo, a su juicio, la decisión de abortar es peor que la de abusar de menores.

Ver resumen Ocultar resumen

Vaya por delante un punto importante del penalti de José Luis Martínez Almeida. 

Con el reglamento en la mano, el lanzamiento no habría sido gol, pues una vez lanzado el penalti, nadie puede tocar el balón hasta que éste no es parado por el portero o rebota en algún poste o larguero. 

Es decir, el penalti que tiró el alcalde de Madrid debió ser anulado

Ver resumen Ocultar resumen

Twitter cerró la cuenta de Bertrand Ndongo pero poco. 

Páginas