Controversia con la promo de 'Masterchef Celebrity': ¿vergüenza ajena o placer culpable?

El próximo 15 de septiembre, Televisión Española estrena su enésima edición de Masterchef. En este caso, toca la edición celebrities, con 16 famosos mostrando sus virtudes y defectos tras los fogones. 

Y ojo porque la lista no puede ser más variada. Desde el actor Jesús Castro, al presentador Florentino Fernández, pasando por la ex política Celia Villalobos o la actriz Melani Olivares. También está Gonzalo Miró 

No obstante, no ha sido el casting el que ha generado más comentarios de esta edición. Al contrario, ha sido muy aplaudido por sus cientos de miles de fans. 

El problema, según se quiera mirar, ha sido el vídeo promocional que han grabado los concursantes para presentar la edición. 

ADEMÁS: El juego de los realities: ¿crees que lo sabes todo sobre ellos?

Un vídeo buenrollero, sonrojante, anticuado, divertido y que pareciera haber sido grabado en el siglo pasado. 

En el mismo se ve a los 16 concursantes bailando y jugando en el plató, mientras los van presentando uno a uno. Si no fueran tantos, bien podría ser la intro de una sitcom de los años 80, tipo Padres Forzozos o Primos Lejanos. 

El vídeo, como pasa con los youtubers, ha generado rápidamente dos bandos: a favor y en contra. Y claro, todos defienden lo suyo donde se tienen que derimir estos debates: en Twitter. 

Es de ley reconocer que los haters andan más inspirados en este caso. Ahora, también lo es reconocer que las fuerzas están igualadas. 

Así, la pregunta que todo el mundo se hace es: ¿cuánto de guapo se cree Gonzalo Miró

Fotos y vídeo: RTVE

Ver resumen Ocultar resumen

Kim Kardashian subió una foto de hace 10 años y... 

Ver resumen Ocultar resumen

Ya calienta motores Mediaset con la promoción de La isla de las tentaciones 2, continuación de un reality que fue éxito por sorpresa. En los colegios se gritaba lo de "¡Estefaniaaaaa!" porque niñas y niños siempre cazan al vuelo el meme perfecto y de ello se trataba: un tipo corriendo por la playa y gritando un nombre de mujer porque había visto en una pantalla de televisor cómo ella le era infiel.

Páginas