6 pelis (y una serie) de terror que hablan del mundo actual

Hay miedos universales e imperecederos y hay miedos que son signo de los tiempos. Las películas de terror tienen algo que ver con el clima de la época. No en vano, los años inmediatamente anteriores a la II Guerra Mundial fueron una edad dorada del cine de horror (con los monstruos de la Universal en pleno apogeo -Drácula, La momia, Frankenstein, El hombre lobo...-).

¿Y hoy en día?

Pues también dice mucho de las inquietudes de nuestra sociedad moderna el tipo de ficciones que se generan en el territorio del terror.

Vayamos a un análisis pormenorizado del asunto mediante siete buenos ejemplos (sin orden cronológico que valga).

1. Guerra Mundial Z

guerra-mundial-z

En 2014 triunfó en la taquilla esta superproducción apocalíptica y ahora está en marcha la segunda parte y se dice que la dirigirá el mismísimo David Fincher (el de Seven o Zodiac). Las imágenes de Guerra Mundial Z remiten a un miedo colectivo que, a día de hoy, está siendo exacerbado por gente como Trump o Marine Le Pen: el pánico a que masas desatadas (¿de pobres, desheredados, enfermos?) nos despojen de lo que tenemos (incluyendo a nuestros seres más queridos). Y los muros no son suficiente, Mr. Trump. Un relato para un mundo en crisis global.

2. Infierno verde

infierno-verde

Una revisión bastante chula del clásico Holocausto caníbal con divertido mensaje reaccionario: ser ecologista no te servirá de ser devorado por buenos salvajes que no distinguen entre tu tez de blanco progre de Portland y la de un petrolero de Texas. El buenismo de izquierdas puesto en solfa (de modo muy light, nadie se preocupe) para disfrute de los aficionados a la tradición del canibalismo en el cine. Se estrenó en 2016 en festivales y luego fue directamente al DVD y las teles de pago. Búsquenla y disfrútenla.

ADEMÁS: Los 10 gritos más terroríficos de la historia del cine

3. Election: la noche de las bestias

election-

Aunque últimamente las urnas están canalizando el descontento social (Brexit, ascenso del Frente Nacional, primarias del PSOE, etc), siempre queda el miedo al desorden social, a los disturbios, a lo que sucedió en Seatlle con la guerrilla antiglobalización allá por 1999 o en Génova 2001. La trilogía The Purgue (aquí La noche de las bestias) hablan de este terror: el profundo miedo a que la sociedad quiebre y las reglas salten por los aires. En esta ficción, hay una noche al año en que todo está permitido pero el miedo del que habla The Purgue es el miedo a que un fascismo blando acabe triunfando bajo la apariencia de democracia y la desigualdad social llegue al extremo de que, depende de la clase de cada cual, muera o sobreviva.

4. Déjame salir

dejame-salir

Sí, esta peli habla de los miedos raciales en los Estados Unidos posObama pero (ejem) da menos de lo que promete y apenas tiene un par de sustos realmente buenos. Querida crítica, sobrevalorásteis este filme y ahora sale la gente frustrada del cine. Sea como sea, un intento interesante de introducir reflexiones raciales en el cine de terror. 

5. 10 Cloverfield Lane

10-cloverfield-lane

Una chica despierta tras un accidente en un refugio y un tipo con la cara de John Goodman le cuenta que el mundo ha sido atacado y lo mejor es permanecer allí. Glups. ¿Creer o no creer? El miedo al cambiante mundo del siglo XXI elevado a la enésima potencia. ¿El peligro ahí afuera es real o es fruto de las paranoias extendidas por políticos tóxicos y predicadores del pánico? De eso habla esta pieza de culto muy valorada por la crítica.

ADEMÁS: Secuelas de terror tan malas que casi se cargan la peli original

6. Red State

red-state

Los red states son los estados insistentemente republicanos en USA. Conservadores y con sectas ultras tan terroríficas como la que se muestra en esta peli de Kevin Smith con un desenlace desconcertante que... ¿mola? Decídalo cada cual tras ver esta cinta con momentos de mal rollo de los que merecen la pena.

7. The Walking Dead

the-walking-dead

Las historias de zombies siempres son disecciones de la sociedad del momento, desde La noche de los muertos vivientes para acá. Según un estudio que hizo el equipo de Trump, sus votantes eran porcentualmente mucho más fans de The Walking Dead que aquellos proclives a votar por Hillary Clinton (y no digamos por Bernie Sanders). Es decir, que a los electores de derechas estadounidenses les gusta The Walking Dead (aquí tienes más detalles sobre ese informe). No es de extrañar ya que se trata de una serie deprimente y oscura que, básicamente, apela al miedo al otro entendido siempre como potencial amenaza (y si el otro es un migrante mexicano, peor). Más allá de los valores como serie de ficción, el discurso de The Walking Dead es más tirando a facha que otra cosa.

ADEMÁS: Las 20 mejores películas de miedo

Ver resumen Ocultar resumen

La isla de Manhattan clausurada por una noche, con todas las vías de acceso cerradas, se convierte en el escenario del crimen en un thriller lleno de acción, corrupción y Black Panther como oficial de policía en una cuenta atrás frenética.

Las apariencias engañan, se producen numerosos robos todos los días pero el caso que le toca investigar al policía André Davis oculta algo mucho más grande. La muerte de ocho agentes de policía en la escena del crimen levanta sospechas sobre algo desconocido en el personaje de Davis.

Ver resumen Ocultar resumen

Fue durante un mitin en Colorado y sus declaraciones han de situarse en la pose antihollywoodiense que el presidente exhibe para demostrar lo lejos que está de las actrices y actores de la industria del cine, que votan progresista y suelen criticarle. 

Páginas