6 cosas que odiamos de Star Wars aunque sea anatema y herejía decirlo

Venga, llega el #StarWarsDay, pasa el #StarWarsDay y todo el rato con lo mismo. Pero hay que ejercer el derecho a la discrepancia y aquí lo vamos a hacer.

O sea, como es lógico, nos gusta Star Wars.

Pero NO NOS GUSTA TODO del universo Star Wars.

Lo cual, de momento, no ha sido ilegalizado. Aunque todo se andará.

En fin. Vamos a lo que vamos. Aquí van 6 cosas que aborrecemos de Star Wars.

1. Los fans sin filtro de Star Wars

star-wars-en-el-metro-de-tokio

El ser una enciclopedia andante de Star Wars, sintiéndolo mucho, no sirve para casi nada salvo que trabajes en una tienda de cómics y merchandising de la saga para cuarentones tronados. Tampoco es necesario que comuniques tu sapiencia a todo prójimo que se te cruce por el camino. Y el que TODO te parezca bien de cada peli de la serie galáctica sólo indica un nivel de acriticismo digno de ser estudiado por un psicólogo. De nada.

2. Jar Jar Binks

jar-jar-binks

El personaje más aborrecible de todos los que han desfilado por Star Wars. Encima inauguró la segunda trilogía de la serie que, sinceramente, no hay por dónde cogerla. Menos mal que George Lucas, después de demostrar su absoluta falta de criterio en los episodios I, II y III ha dejado Star Wars en manos ajenas. Pero volviendo a Jar Jar Binks: sólo si tienes tres años de edad puede gustarte este personaje blandurrio y sin carisma. Hasta un ewok tiene más arrestos que esta lagartija espacial.

ADEMÁS: Cosas de los 90 que NO echamos de menos

3. Star Wars: The Clone Wars

dibujos-animados-star-wars

Si te pones a hacer unos dibujos animados de Star Wars hazlos en condiciones. Un respeto a la leyenda. La guerra de la galaxias, título inicial de la saga, fue un despliegue de bellísimos efectos especiales que no han pasado de moda. ¿Es aceptable una animación rutinaria como esta (sin rastro de talento artístico en su dibujo) para el universo Star Wars? No, no y no.

ADEMÁS: 30 intros de dibujos animados que te harán revivir tu infancia

4. George Lucas

george-lucas

George Lucas tuvo una intuición genial y, sobre todo, descubrió que se podía forrar mucho más vendiendo muñecos, balones de fútbol y toallas Star Wars que con las entradas de cine. A partir de ahí, se agotó su talento. La guerra de las galaxias es muy buena; El Imperio contraataca, pse; y El retorno del Jedi mejora aunque no tanto. Y luego cuesta abajo hasta que (¡gracias al cielo!) otros creadores le han quitado a George Lucas su franquicia de las manos y han creado el grandísimo episodio VII y la sorprendente Rogue One. George Lucas se lo inventó pero no es el genio que se nos ha explicado. Salvo para las finanzas y para seguir vendiendo, a día de hoy, toallas playeras con la efigie de R2D2  y C3PO.

5. La prensa seria hablando de Star Wars

toma,-malandrin

Sobre todo chirría bastante cuando los informativos de la tele hacen el típico reportaje de fans de Star Wars y en los que se retrata a todo admirador de la saga como una persona al borde de la idiocia. No, por favor, otra vez no. Preferimos que nos vuelvan a poner el reportaje de cada año sobre las rebajas con señoras mayores peleándose por unas bragas o los consejos veraniegos para no deshidratarnos ("hay que beber mucha agua").

6. La asociación soy moderno/me gusta Star Wars

un-fan-muy-raro

Sentimos anunciar que ser fan de Star Wars ya ni es moderno ni es nada. A todo cuñado español le gusta Star Wars. Esa es la prueba del algodón. Así que no te las des de estar a la última por saber la fecha exacta del estreno en España de Los últimos Jedi. Cuyo trailer, por cierto, tampoco era para tanto. Ea, ya está todo dicho.

ADEMÁS: The Last Jedi: a ver qué te parece el trailer

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Hubo toda un corriente de literatura y cine de talante facha que (mal que pese a cierta progresía) tuvo un importante éxito en la Transición. Culpable de ello fue casi siempre el escritor y abogado Fernando Vizcaíno Casas, acérrimo franquista y autor de best-sellers que hoy penan polvorientos en la cuesta de Moyano aunque ornaron las librerías de media España. Entre su amplísima bibliografía está La boda del señor cura y también De camisa vieja a chaqueta nueva y ¡Viva Franco (con perdón)! y Las autonosuyas.

Ver resumen Ocultar resumen

Batman y Superman son dos de los superhéores más seguidos por todos los niños y no tan niños de medio mundo, dos de los más grandes de DC cómics, y dos de los personajes que más han sido llevados al cine y, también, a la televisión.

 

Páginas