4 películas (al menos) por las que Pepa Flores merece su Goya de Honor

Ha habido general satisfacción ante el Goya de Honor que la Academia ha anunciado se entregará a Pepa Flores en la ceremonia que se celebrará en Málaga. (Bueno, se entregará pero no lo recogerá Pepa Flores, que ya ha excusado su asistencia e incentivado su leyenda de mujer ajena al mundanal ruído mirando al azul mar Mediterráneo).

El caso es que habrá quien se pregunte: pero ¿Pepa Flores -antes Marisol- hizo algo en cine o televisión realmente estimable desde el punto de vista interpretativo? A ver. Dos cosas: la primera es que se galardona a un icono y con eso basta y sobra. La segunda: sí hay películas de Pepa Flores -antes Marisol- dignas de honores en lo que a su trabajo como actriz se refiere.

Veamos.

Hagamos un mínimo recorrido por su filmografía.

Que no se agota en su faceta de niña cantora.

Ni mucho menos.

Aunque hay que empezar por ahí, claro.

1. Un rayo de luz (1960)

marisol-al-principio-de-los-principios

Hay que recordar a Pepa Flores cuando en 1969 se convirtió en Marisol procedente de un corralón malagueño donde, dice la Wikipedia, vivían cincuenta familias. O sea, que era una niña pobre y su voz y carisma la convirtió en ídola y fenómeno que traspasó fronteras. Poseía un brillo pop con maneras aflamencadas que daba para un repertorio de canciones que sonaban en la radio y se aprendía el público infantil y vejestorio. Ver a Marisol en Un rayo de luz y otras películas de Marisol es contemplar un prodigio y admitamos que cada vez que ponían uno de sus títulos en Cine de barrio tenías resuelta la sobremesa y larguísima siesta hasta la hora de la cena. Era, sí, deslumbrante. 

La corrupción de Chris Miller (1973)

la-corrupcion-de-chris-miller

Película psicodélica, rara donde las hay y con la inmensa Jean Seberg (sí, la de Al final de la escapada y el biopic que interpreta ahora Kristen Stewart). Pepa Flores había dejado atrás a Marisol y quería demostrarlo con este papel adulto y esta película con sexo, violencia y un poco de rock&roll. A la dirección, Juan Antonio Bardem, autor de obras maestras como Calle Mayor y Muerte de un ciclista además de militante del Partido Comunista de España muy activo. Dice Jorge Barriuso, de Radio 3, que la peli es digna de rastrearse y recrearse en el asombro de su extrañeza.

Los día del pasado (1978)

los-dias-del-pasado,-pelicula-de-pepa-flores

Más cine de la Transición, esta vez dirigido por Marios Camus y con el tema del maquis como pretexto argumental para una película con mucho amor entre Antonio Gades y Pepa Flores (en la pantalla y fuera de ella). Ya por estos tiempos estaba Pepa Flores virando a la comunista que fue. Tan comunista que, en su momento, apoyaría al PCPE de Ignacio Gallego, escisión prosoviética del Partido Comunista normal y corriente. A Antonio Gades y Pepa Flores les casó el mismísimo Fidel Castro.

Proceso a Mariana Pineda (1984)

proceso-a-mariana-pineda

La mejor interpretación de Pepa Flores se dio en una miniserie sobre la heroína liberal a la que Federico García Lorca dedicara una de sus obras teatrales más memorables. Dirigía Rafael Moreno Alba, que venía de arrasar con la serie Los gozos y las sombras. Volvió a acertar con estos cinco episodios en los que acompañaban a Pepa Flores actrices y actores tan variopintos como Rosario Flores, Tony Isbert, Manuel Galiana, Tito Valverde y Kiti Manver. A ver si TVE la repone y podemos disfrutar de una de aquellas maravillosas series que sentaban a España entera en el sofá cada noche.

ADEMÁS: Las peores películas españolas de la historia (según IMDb)

Ver resumen Ocultar resumen

Por lo menos, mirando su perfil de Twitter, hallamos que Iván Ferreiro se felicita porque en la Galicia de sus amores VOX no ha logrado representación alguna y parece preocupadillo por el auge de la extrema derecha.

Lo sabemos no por las cosas que dice el propio Iván Ferreiro sino por las cosas que retuitea Iván Ferreiro.

Por ejemplo, esto de Bob Pop.

Ver resumen Ocultar resumen

Los videoclips irrumpen, inicialmente, como una estrategia publicitaria que promociona canciones y, de hecho un éxito como Thriller consiguió su universal repercusión global mediante el vídeo (de John Landis) que lo acompañaba. Ya antes de que surgiera el videoclip como tal, la televisión ilustraba sus contenidos musicales y, a veces, trataba de ir un paso más allá de la mera grabación (o retransmisión en directo) de una actuación.

Pero el videoclip surge y se consolida en los fabulosos 80. En el mundo y en España.

Ver resumen Ocultar resumen

Hasta 1989 no utilizó el apellido de su padre

Páginas