17 razones (cinematográficas) por las que a José Sacristán hay que tenerle sumo respeto

Ha presentado su (pen)última película en el Festival de Málaga (Formentera Lady) y está representando una fabulosa obra de David Mamet en Madrid y lleva semanas siendo TT cada vez que habla de política.

Vale, puede que no estés de acuerdo con él (o sí) y no compartas su visión del conflicto catalán o eso de que Pablo Iglesias está enfermo de soberbia y otras opiniones contundentes de un viejo rojo de cuando la Santa Transición.

Y, sin embargo, a José Sacristán hay que guardarle el debido respeto.

He aquí 17 razones cinematográficas como 17 soles para amar su esforzada trayectoria como intérprete.

1. Lo verde empieza en los Pirineos (1975)

lo-verde-empieza-en-los-pirineos

Hizo decenas de películas cuando el landismo campaba por sus respetos y, al igual que Alfredo Landa (que dio nombre al género), José Sacristán era capaz de dignificar cualquier subproducto fílmico con su enorme talento. Entre todos los títulos de comedia en calzoncillos que hizo José Sacristán, bien puede ser rescatada esta película. Lo verde empieza en los Pirineos va de cuando había que ir a Francia para ver cine erótico y retrata (directa e indirectamente) lo paletos y machistas que éramos por aquel entonces. Pero José Sacristán lo hace bien. Y, encima, a su lado está José Luis López Vázquez. Otro grande.

2. Los nuevos españoles (1975)

los-nuevos-españoles

Ya nadie se acuerda de esta película pero tuvo su impacto en la época. Dirigía Roberto Bodegas que, por aquellos días, se erigía como adalid del nuevo cine español, un cine que abordaba nuevos asuntos. En este caso, José Sacristán encarnaba a una suerte de ejecutivo agresivo de la prehistoria económica de España y se enfrentaba a las contradicciones del capitalismo salvaje y esas cosas. Habrá envejecido regular pero José Sacristán aguanta incólume el paso del tiempo.

3. Asignatura pendiente (1977)

asignatura-pendiente

La nostalgia eterna según José Luis Garci y uno de los más importantes papeles de José Sacristán. Un retrato sentimental de los albores de la Transición, de la revolución sexual tardía, de aquellos maravillosos años en que gente como el abogado comunista que interpretaba Sacristán luchó contra el franquismo. Es un peliculón. Se mire por donde se mire.

4. Un hombre llamado Flor de Otoño (1978)

flor-de-otoño

El año en que se aprobó la Constitución fue un gran año para José Sacristán. Tres títulos fundamentales en su carrera están fechados en 1978 y las tres son excelentes películas y, además, incluyen altas dosis de militancia democrática. Un hombre llamado Flor de Otoño (de Pedro Olea) es una exploración de la diferencia y la diversidad sexual y la ocasión de ver a José Sacristán transformado en mujer de cabaret. Casi nada.

5. Solos en la madrugada (1978)

solos-en-la-madrugada

Otra vez José Luis Garci y otra vez José Sacristán poniendo rostro y voz al españolito treintañero (o cuarentón) que se asomaba a una España libre y diferente a la padecida durante 40 años de franquismo. Una peli bonita. En Argentina tuvo tanto éxito que José Sacristán llegó a hacer un programa de radio inspirado en el de su personaje.

6. El diputado (1978)

el-diputado

Otro hito en la carrera de José Sacristán, en el papel de un diputado comunista y homosexual pero de cuando los homosexuales (y menos si eran diputados) no salían del armario. Con el estilo descarnado y un punto sórdido de Eloy de la Iglesia, que luego se pasaría al cine quinqui con grandes méritos.

7. La colmena (1982)

la-colmena

Una de las mejores adaptaciones de la literatura al cine que se han hecho en España (con permiso de Los santos inocentes) y una inmensa interpretación de José Sacristán, poeta muerto de hambre y amigo de prostitutas en el Madrid mísero que Cela escribiese. Sigue poniendo un nudo en la garganta la conversación final de la película, entre dos guardias que ven salir de la comisaría a José Sacristán y Rafael Alonso, dos seres derrotados en esa posguerra interminable. "¿Y esos quiénes son?" "Nada, un maricón y uno que escribe". Qué pena tran tremenda de años clausurados.

8. Epílogo (1984)

Gonzalo Suárez puso cara a cara, en esta película, a dos monstruos de la gran pantalla: José Sacristán y Paco Rabal. Y, además, estaba Charo López, increíblemente talentosa y cautivadora.

9. La noche más hermosa (1984)

la-noche-mas-hermosa

Una comedia de Manuel Gutiérrez Aragón y José Sacristán siendo el españolito medio pero ya disfrutando de la felicidad de que Felipe González hubiese ganado las elecciones y las cosas fueran bastante mejor en lo económico. Tiempos de mayor alegría. Y Bibiana Fernández cuando era Bibi Andersen.

10. La vaquilla (1985)

la-vaquilla

La guerra civil según Berlanga y ahí, demostrando su extraordinario talento, Alfredo Landa y José Sacristán, dos de los mejores intérpretes que ha dado este país.

11. El viaje a ninguna parte (1986)

el-viaje-a-ninguna-parte

Una obra maestra bellísima, un homenaje a los cómicos, a la profesión de actor y actriz, a lo más humano que hay en entretener al próiimo. Fernando Fernán-Gómez dirigió a un José Sacristán capaz de conducirnos hasta la emoción, hasta ese lugar donde el cine nos hace felices.

12. Un lugar en el mundo (1992)

un-lugar-en-el-mundo

Precioso manifiesto sobre cómo preservar la dignidad en un mundo indigno. Estupendo Sacristán, estupendo Luppi, estupenda Cecilia Roth. Estupenda película.

13. Madregilda (1993)

madregilda

De todos los Franco que el cine español ha dado, el Francisco Franco interpretado por Juan Echanove es (de momento) el mejor. Una hermosa y poética creación de Francisco Regueiro con José Sacristán, otra vez, acertando de pleno.

14. Roma (2004)

roma

Roma es la voz de José Sacristán, su voz que (como la de Fernán-Gómez) lo llena todo, da calor a cualquier creación. También a Velvet, por ejemplo, trabajo televisivo de un José Sacristán nunca crepuscular porque, a los 80 años, sigue siendo el más joven de los intérpretes españoles.

15. Madrid, 1987 (2011)

madrid,-1987

Una de las últimas veces que vimos el café Comercial cuando era el café Comercial y José Sacristán convertido en un trasunto del mítico Francisco Umbral. Un tour de force (una actriz y un actor cara a cara en un cuarto de baño, desnudos) muy evocador.

16. Magical Girl (2014)

magical-girl

Un inquietante peliculón de Carlos Vermut en el que José Sacristán brilla. El tiempo no pasa por él. Sigue firme como una roca. Y sobre sus opiniones políticas, la verdad, aquí nos da igual. Él es un grande.

ADEMÁS: 7 joyas del cine quinqui a (re)descubrir

Ver resumen Ocultar resumen

Dos años después de su retirada, la noticia de su muerte impacta a sus fans y a todo el panorama musical. 

Ver resumen Ocultar resumen

Este contratiempo de salud le ha llevado a tener que cancelar el concierto que tenía que ofrecer en la noche de esta sábado 21 de abril en A Coruña, ya que tendrá que estar por lo menos 72 horas bajo observación de los médicos. 

Ver resumen Ocultar resumen

Vale que todo presentador/presentadora o persona célebre saque su novela de intriga-misterio-amor-histórica en la editorial Planeta. Allá cada cual. Pero de lo que hablamos aquí es de verdaderas joyas casi inencontrables firmadas por celebrities televisivas y de un nivel lisérgico importante.

Porque estos famosos que vamos a enumerar pasaron de currarse una ficción y decidieron tirar (literariamente) por la calle del medio: contar su vida y milagros, disertar sobre cosas que se les ocurren cuando miran al techo, autorretratarse, contar chistes...

Páginas