15 sustos de cine con los que saltaste de la butaca (y más cosas)

Hollywood ha convertido el cine de terror en uno de sus elementos reconocibles, y ha hecho del susto un arteY eso que hay películas en las que miedo y sustos no van de la mano. 

Es más, el miedo psicológico se ha hecho un hueco importante en el séptimo arte, eso sí, sin llegar a desplazar del todo el miedo más clásico, el del susto fácil y el grito unánime de todos los espectadores. 

ADEMÁS: 10 películas de terror erótico (porque el miedo puede ser sexy)

Ahora, hay sustos y sustos. Desde el típico golpe de fondo que te hace cerrar los ojos y saltar un poquito, al fantasma aque aparece en primer plano y te deja a nada del infarto, pasando por una variedad infinita de recursos de los cineastas para hacer que temblemos en nuestras sillas. Entre todos ellos, hay 15 que son ya leyenda...

1. La palmada - Expediente Warren (2013)

Dos palmadas. Es todo lo que necesita James Wan para construir una escena inolvidable. Una escena mil veces vista pero que, en este caso, tiene un punto diferente. Susto de los que tarda tiempo en olvidarse. 

2. She's mad - Mamá (2013)

¿Hay algo más terrorífico que un fantasma al fondo de la escena? Sí, un fantasma al fondo de la escena, dirigiéndose hacia la cámara. Es decir, hacia el espectador. 

3. A plena luz - Insidious (2010)

Habituados como estamos a que el 95% de los sustos sean de noche, cuando llega uno a plena luz del día, te deja picueto. Es lo que pasa en Insidious, donde James Wan mete un sustaco épico en plena entrevista de Lorraine con los Lambert. Inesperado, sorprendente y taquicárdico. 

​ADEMÁS: Vida real vs películas de miedo, ¿qué hacer cuando tu vida corre peligro?

4. ¿Todo terminado? - Viernes 13 (1980)

Tremenda escena. Resulta que Alice ha decapitado a Pamela, la madre de Jason, y ha huido, medio moribunda, en una barca, en la que ha pasado la noche, vagando por el río. Cuando amanece, todo parece haber acabado, pues encima aparece la policía por el fondo. Pero... 

5. Visión nocturna - The Descent (2005)

Las nuevas tecnologías aplicadas al mundo del susto. Maravilloso. En este caso, la opción de visión nocturna de una videocámara, única forma de ver como un demonio se lleva a tu amiga. Eso en Youtube arrasaría. 

6. Niño cabr** - REC (2007)

La película de Paco Plaza es de lo mejor que se ha rodado en el género en mucho tiempo. Para muestra, un susto inesperado y esperado a la vez. Y es que, sabes que va a haber algo, pero no esperas que esté tras dar la vuelta completa al ático. Pulso acelerado asegurado. 

7. A tumba abierta - Carrie (1976)

¿Ha terminado la película? Para nada. La buena de Carrie (Sissy Spacek) quiere compañía en su tumba y coge la mano a Sue (Amy Irving) cuando ésta le está dejando unas flores en su tumba. Por cierto, la mano era la de Sissy Spacek. Compromiso total con su papel. 

8. ¿Hay alguien fuera? - Halloween (1978)

Un clásico de clásicos. De ésas que Bob, el fiambre de turno, escucha algo fuera pero cuando se asoma, no ve nada. ¿El motivo? Michael Myers ya está dentro, dispuesto a matarle, Carpenter mediante. 

​ADEMÁS: 10 películas de miedo que siguen causando traumas

9. Una Katie en mi armaio - The Ring (2002)

Está claro, a la luz del día, los sustos son más efectivos. Y más cuando lo último que te esperas es que el cuerpo de Katie (Amber Tamblyn) aparezca en un armario, mientras su tía Rachel (Naomi Watts) y su madre, Ruth (Linday Frost) hablan de ella. 

10. Asco máximo - La Cosa (1982)

El momento desfibrilador es tremendo. Cuando crees que van a salvar la vida a uno de los protagonistas, resulta que el improvisado doctor se queda sin brazos. Si no da suficiente asco, luego tenemos el momento cabeza. Dos minutos de metraje muy complicados de ver. 

11. Garfío - Candyman (1992)

La pobre Helen (Virginia Madsen) lo último que espera es que haya algo o alguien en su baño. Craso error. Candyman no respeta ni la intimidad de un lavabo. Maldito Tony Todd, hay que querele. 

12. Cabeza abajo - El exorcismo de Emily Rose (2005)

Emily Rose (Jennifer Carpenter) está en el suelo, con el cuello roto y el el cuerpo doblado en siete trozos. Lo lógico es esperar que esté muerta y remuerta, ¿Verdad? 

13. Johnny Dead - Pesadilla en Elm Street (1985)

Un desconocido pero ya guapete Johnny Depp está en su cama, con el ordenador, con sus cascos, con su flow y, de repente, se le traga la cama. ¿Qué ha pasado aquí? Pues ha pasado Freddy Krueger (Robert Englund). 

14. Payaso cabr** - Poltergeist (1984)

¿Hay algo que dé más miedo que un payaso en una habitación? Sí, que no esté en el sitio donde estaba dos segundos antes.

15. Cutrefectivo - El vampiro de Salem's Lot (1989)

Vale que no es un derroche visual del más alto nivel, pero este susto dejó a toda una generación traumatizada. El ideólogo no podía ser otro que Stephen King, aunque fue Tobe Hooper quien convirtió a este vampiro en leyenda. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Algo está cambiando en Hollywood. 

Nada de cabeza fría y contención a la hora de recibir una nominación o premio. El desmelene es norma. La frescura. Dar rienda suelta a la emoción propia del momento.

 Por ejemplo, Charlize Theron.

Desencadenada.

Ver resumen Ocultar resumen

La antesala de los Oscar, cuya gala tendrá lugar el próximo 5 de enero, ya ha dejado un rastro importante de vencedores y vencidos. 

Las nominaciones a los Globos de Oro han dejado claro que el streaming ya es un elemento dominador, tanto de cine como de televisión, pero también que ser un grande de Hollywood no garantiza la nominación. Está por ver si los Oscar, mucho más conservadores, opinan igual. 

Sea como sea, la lista de nominados de los Globos de Oro deja éxitos y derrotas a partes iguales.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando medio mundo tenía ya las uñas bien afiladas para recibir al nuevo Batman de Robert Pattinson (son muchos los que tienen ganas al ex actor de Crepúsculo tras anunciarse que sería él el nuevo Bruce Wayne) salta la noticia: otro actor podría meterse en la piel del héroe de la capa oscura

Páginas