10 pelis de los 80 que todo millennial debería ver

Los 80 fueron unos años estupendos para el cine de temática juvenil y ahí está Stranger Things (igual que lo pretendió, en la gran pantalla, Super 8) para recuperar esas sensaciones iniciáticas, esas ficciones con pandilla protagonista, ese territorio adolescente por el que se mueven unos personajes casi niños a los que acosan monstruos adultos.

Si eres millennial, te perdiste mucho y, además, en pantalla grande. 

Pero aquí está tu oportunidad: atención a esta lista de producciones ochenteras a las que el paso del tiempo les ha sentado realmente bien

Ah, y el orden NO es cronológico sino el que nos ha dado la gana.

1. Explorers (1985)

explorers

El gran Joe Dante a la dirección y dos críos llamados Ethan Hawke y River Phoenix protagonizando este relato de chavales que se construyen una nave espacial con chatarra de basurero. El sueño de todo niño convertido en imágenes y esa estética nocturna tan característica de los 80 y tan bonita (niebla, neón, color rojo). Una pieza de culto que en su momento no hizo buena taquilla pero a la que el paso del tiempo le ha otorgado un agradable sabor a nostalgia.

2. Los bicivoladores (1983)

bicivoladores

La bicicleta era algo fundamental para un niño de los 80. Véase ET (en el puesto 10 de esta lista). Y véase Los bicivoladores, traducción libérrima de BMX Bandits y de esas veces en que el título inventado para España supera al original. Nicole Kidman hizo su primer papelito de relumbrón aquí, la película es australiana y resulta mucho más modesta que las superproducciones de Spielberg. Pero posee un enorme encanto a (re)descubrir.

ADEMÁS: ¿Es K. Reeves el peor actor del mundo?

3. El secreto de la pirámide (1985)

el-secreto-de-la-piramide

Un Sherlock Holmes adolescente acompañado por supuesto de un Watson de la misma edad. Dirigió Barry Levison (que tres años después triunfaría en los Oscar con Rain Man) y, sin ser la bomba, resulta una peli tan entretenida y bien hecha que deja al joven espectador ampliamente satisfecho. 

4. Juegos de guerra (1983)

juegos-de-guerra

Otra peli molona y esta vez alertando sobre los peligros de la III Guerra Mundial, que en aquellos días era algo que estaba al caer aunque (al final) ni estadounidenses ni ruskis apretaron el botón nuclear. El caso es que Matthew Broderick encarna en esta cinta a un experto en computadoras (tal y como se decía entonces) capaz de liarla parda entrando en los ordenadores del Pentágono. La resolución final con las tres en raya como resumen de la idiotez que es jugar a matarse funciona muy bien.

5. Los Goonies (1985)

goonies-in-action

Venga, va, sí, ya está, había que decirlo: Los Goonies es un peliculón, un hito generacional, un... zzzzzzzzzz De tantos elogios desmedidos como ha recibido esta peli de Richard Donner nos comienza a dar pereza. Pero luego empiezas a verla otra vez y... esa canción de Cindy Lauper, ese Bocazas, esa bruma de los acantilados, esos amores adolescentes, ese beso equivocado en la gruta... Ok, Los Goones es una obra maestra del cine teen y no hay vuelta de hoja.

6. Footlose (1984)

footlose

Qué bien bailaba Kevin Bacon cuando era jovencito. Aunque, ojo, porque Kevin Bacon tenía ya ¡26 años! durante el rodaje de esta peli de instituto en la América profunda. Conservaba el aire adolescente y su protagonista resulta suficientemente carismático como para enamorar a la bella Lori Singer (la chica de la foto), que fue una sex symbol para la juventud ochentera.

ADEMÁS: 14 mujeres que fueron sex symbols de los 80

7. Gremlins (1984)

gremlins

El universo Spielberg en su expresión más depurada: ese pueblecito en medio de ninguna parte, esos adolescentes colocados en situación extrema, esa iniciación a la maldad adulta, esos padres ausentes o absolutamente desastrosos. O cómo un precioso peluche puede convertirse en demonio voraz si le cae agua más allá de la medianoche. Una pequeña obra maestra.

8. El club de los cinco (1985)

el-club-de-los-cinco

Una de las grandes obras de John Hughes, maestro del cine adolescente en los 80 (La chica de rosa, 16 velas, La mujer explosiva...). Con el paso del tiempo se ha ido convirtiendo en obra de culto. Ahí está Emilio Estevez y ahí está Molly Ringwald, estrella teen de los 80 y chica de rosa por antonomasia.

ADEMÁS: ¿Quiénes eran los famosos de la España de los años 80?

9. E.T., el extraterrestre (1982)

mi-casa-telefono

Después de rodar la magnífica Encuentros en la tercera fase Steven Spielberg abordó el encuentro de la humanidad con alienígenas desde otra perspectiva. ¿Y si una nave espacial dejase abandonando a un marcianito desvalido en nuestro planeta? ¿Y si éste se encontrase con un grupo de cachorros humanos que le adoptasen como uno de los suyos? Una bellísima idea que Spielberg transformó en rotunda obra maestra sin discusión alguna. Repleta de una especial poesía. Imprescindible.

10. Stand By Me (1986)

cuenta-conmigo

Basada en un emocionante relato de Stephen King, esta peli tiene una magnífica voz en off y un poso de melancolía que sigue funcionando. ¿Obra maestra? No, ni falta que hace. Una buena película y, sobre todo, una película de la que los adolescentes pueden extraer valiosas lecciones morales. Que nunca está de más.

 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

De un tiempo a esta parte, se ha puesto de moda eso de: "Yo no veo cine ni series españolas". Bien, de las series ya hablaremos pero, de momento, esta lista viene a callar bocas de quienes afirman que en España no se hace cine de calidad. 

Pincha en la foto superior para comenzar la galería con lista (del 35 al 1) o haz click en el vídeo

Ver resumen Ocultar resumen

Si perteneces a la generación millennial, no sabrás de quién te hablamos. Así son las cosas. Pero cuando los dinosaurios dominaban la tierra, allá por los 80, Chevy Chase era uno de los astros más fulgurantes de la comedia estadounidense y compartía podio con Richard Prior, John Candy y Gene Wilder.

Comenzó, como tantos cómicos norteamericanos, en Saturday Night Live, el incombustible espacio de humor que sigue (a día de hoy) aportando talento al show bussines mundial.

Ver resumen Ocultar resumen

En documental OJ: Made in America (sobre el muy controvertido proceso a O.J. Simpson por el asesinato de su ex esposa -que acabó en sorprendente absolución-) alguien dice: "Todo en EE.UU. tiene que ver con la raza". Los disturbios han vuelto a las calles a raiz de la enésima muerte violenta de un afroamericano a manos de la policía. Trump echa gasolina al fuego.  

Hollywood, desde sus orígenes, ha exhibido el problema racial de EE.UU. en diferentes formas.

Páginas