10 películas de periodistas absolutamente imprescindibles

Sigue en las salas de cine (sin que se le preste gran atención) una gran película sobre periodistas: Los papeles del Pentágono. Steven Spielberg habla de cuando la verdad quiso ser amordazada por Richard Nixon y Tom Hanks está estupendo y Meryl Streep (aunque un poco pasada de rosca) también. 

El estreno de esta cinta basada en un episodio fundamental del periodismo contemporáneo (previo al Watergate) resulta buena excusa para repasar los títulos imprescindibles del cine de periodistas.

Conste que en ninguna de ellas se cita nuestra frase preferida sobre este oficio: "No digáis a mi madre que soy periodista, la pobre cree que toco el piano en un burdel".

Veamos.

1. Todos los hombres del presidente (1976)

todos-los-hombres-del-presidente,-peliculon

La gran película (en positivo) del periodismo. La historia de Berstein y Woodward, dos jóvenes gacetilleros que obligaron a Nixon a dimitir con su investigación por el caso Watergate. Dustin Hoffman y Robert Redford en estado de gracia y la luz cinematográfica (tan entrañable) de los 70 y un mundo que luego (sniff) descubriríamos que no era así. ¿Y nuestro Watergate? es el sollozo que se escucha por las esquinas de muchas redacciones. Hay que verla si se es periodista como Dios manda.

2. Primera plana (1974)

primera-pana,-a-good-filme

El reverso tenebroso de Todos los hombres del presidente o la cruda realidad: periodistas embusteros, borrachuzos, mal pagados y capaces de vender a su madre por una exclusiva... O lo que va del Washington Post a OK Diario. Una comedia descacharrante dirigida por el grandísimo Billy Wilder (que fue periodista y sabía de qué iba el percal) y guión de Ben Hetch. Hay tres versiones. Una de ellas es Luna nueva de Howard Haws, que con Cary Grant como protagonista resulta también de lo más estimulante.

3. Morning Glory (2010)

morning-glory,-bastante-graciosa

Ya estamos viendo cómo los cinéfilos de pro se mesan los cabellos ante la inclusión de esta comedia en la lista. Bueno, vale, tal vez (cinematográficamente hablando) no sea un peliculón. Pero Morning Glory retrata perfectamente las miserias de cierto periodismo televisivo y uno de los dramas de esta profesión: un día eres una estrella y al día siguiente no se acuerda de tí ni tu padre. 

ADEMÁS: 10 películas que (tan malas) son buenas

4. El gran carnaval (1951)

el-gran-carnaval

Palabras mayores. Una obra maestra irrefutable. De nuevo Billy Wilder y, encarnando a un periodista desalmado hasta la naúsea, un inconmensurable Kirk Douglas. "Si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo un perro" asegura este brutal reportero encallado en un pueblo en medio de la nada. Convertirá en espectáculo la tragedia de un hombre atrapado en una cueva. Emocionante, bellísima pieza para aprender a distinguir el bien del mal en lo que a periodismo se refiere.

5. Spotlight (2015)

spotlight

Otra versión positiva de este oficio canallesco. Cómo un periódico de Boston destapó el mayor escándalo de pederastia en la historia de la Iglesia católica. Todos son abnegados profesionales y casi ninguno bebe en demasía o engaña a su esposa o esposo. También esos periodistas existen.

ADEMÁS: Las 20 actrices más guapas de la historia

6. El año que vivimos peligrosamente (1982)

mel-gibson-y-sigourney

Ser corresponsal en un lugar exótico y acabar besando bajo la lluvia tropical a una (muy) juvenil Sigourney Weaver. El australiano Peter Weir dirigió aquí una de sus mejores cintas, Mel Gibson estaba guapísimo y todavía no se había pasado de rosca y contiene un despiado retrato de la tribu de los corresponsales. El fotógrafo depravado y alcohólico pregunta de una de sus fotos: "¿Tu qué crees? ¿Esto es arte o pornografía?". Contesta un cínico reportero: "Si está enfocado es pornografía; si no lo está es arte".

ADEMÁS: Las mejores películas de amor

7. Chantaje en Broadway (1957)

chantaje-en-broadway

Ni las bestias salvajes de Sálvame serían capaces de sobrevivir en la jungla de la crónica social de Broadway que muestra esta película. Burt Lancaster es lo peor de lo peor y Tony Curtis tres cuartos de lo mismo. Diseccionan a estrellas del cine y el teatro, celebrities y demás. Y destrozan todo aquello que tocan. El periodismo más amoral o cómo todo esto de Gran Hermano VIP ya se veía venir.

8. Atrapado en el tiempo (1993)

bill-murray-esperando-a-la-marmota

Más allá de haberse convertido en una comedia de culto masiva, Atrapado en el tiempo refleja bien el hastío existencial que provoca en el periodista volver a realizar todos los años el mismo tipo de noticia (la vuelta al cole, las rebajas, la lotería, la nieve, el calor...). Queridas niñas y niños, el periodismo también tiene momentitos aburridos. El día de la marmota son muchos días.

ADEMÁS: Las 10 escenas más ridículas de la historia del cine

9. Zodiac (2007)

zodiac

La historia de una obsesión. De un crimen sin resolver que destruye las vidas de quienes van detrás de la identidad del criminal. Robert Downey Jr está sublime en el papel de reportero de sucesos politoxicómano, adicto a la nicotina y al vodka pero riguroso donde los haya. Que tome ejemplo Nacho Abad.

ADEMÁS: Asesinos en serie del cine y la tele que existieron en la vida real

10. The paper (1994)

the-paper

Aquí se tituló Detrás de la noticia y tenía en el reparto a tres monstruos de la interpretación: Robert Duvall, Glenn Close y Michael Keaton. Clava esa especie de orgullo que otorga el periodismo cuando se logra un buen trabajo incluso aunque estés en un medio abobinable. Por algo este (según dijo García Márquez y nadie le ha rectificado) es el mejor oficio del mundo.

Ver resumen Ocultar resumen

Vivimos tiempos muy difíciles, de enfermedad y reclusión y zozobra, pero para eso está el cine, para insuflarnos optimismo cuando lo necesitamos.

Entre otras cosas esa es una de las funciones del llamado séptimo arte.

También sirve para llorar, hacernos preguntas, descubrir nuevos mundos...

Un montón de cosas.

Pero ahora necesitamos levantar el ánimo así que vamos a por una lista de películas que rebosan optimismo o, como mínimo, transmiten buen rollo y dejan con buen sabor de boca.

Ver resumen Ocultar resumen

Llega el fin de semana y hasta que clausuren el mundo de nuevo (confinamientos, semiconfinamientos o lo que fuere) se puede ir al cine. Y hay estrenos que merecen la pena. Por ejemplo, la película española Black Beach, dirigida por Esteban Crespo.

Con Raúl Arévalo y Candela Peña como dúo protagonista.

Una cinta que parte de una premisa argumental de aire hollywoodiense y con pintaza. 

Ver resumen Ocultar resumen

Está de actualidad el barrio de Vallecas por las protestas contra el confinamiento selectivo (y de clase) que ha impuesto la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y están vallecanas y vallecanos hirviendo de indignación. Pero ¿qué es Vallecas? Vallecas, para empezar, son dos distritos madrileños: Puente de Vallecas y Vallecas Villa. Y es Puente Vallecas el único distrito de la ciudad en el que jamás ha ganado las elecciones el PP.

Páginas