Un desayuno hedonista para cada día de la semana

un-desayuno-para-cada-dia-de-la-semana

Se trata de la comida más importante del día. Y, en ocasiones, también de la más placentera. Tan solo hay que tomarse unos minutos, escoger bien la combinación de alimentos y no preocuparse demasiado por las calorías; ya que son las que mejor se queman al ingerirse a primera hora de la mañana. 

Hidratos de carbono, proteínas, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales no deben faltar nunca entre sus nutrientes. ¿La buena noticia? Que las posibilidades para incluirlos en el desayuno no tienen límite.

Aquí van siete propuestas hedonistas (una para cada día de la semana) que lo demuestran.

Lunes

lunes

Pan tostado con aceite de oliva virgen extra, pimienta negra y sal; huevos pasados por agua; un café solo. Simple, rápido y lleno de energía: porque los lunes por la mañana lo que menos nos apetece es perder el tiempo en la cocina, pero tampoco queremos estar agotados durante todo el día por no haber desayunado bien.

Martes

martes

Desayuno de martes (para dos) a base de pancakes con piña a la parrilla, ricotta, frutos secos y sirope de arce. Más café espresso recién hecho y zumo de espinacas, manzana y lima. ¡Le sorprenderás!

Miércoles

miercoles

Una deliciosa variante de los huevos benedictinos es la que se prepara con salmón ahumado. Acompaña este plato principal con un zumo de naranja natural y (mucho) café para empezar el miércoles con fuerza.

Jueves

jueves

Se acerca el fin de semana y, con él, las ganas de estar al cien por cien. Dale un chute de vitaminas a tu organismo desayunando yogur natural casero con frutos rojos. Puedes añadirle unas onzas de tu tableta de chocolate favorita y unas hojas de menta o hierbabuena.

Viernes

viernes

¡Por fin es viernes! Celébralo con gofres, fruta y té. Celébralo desayunando al aire libre, tomándote tu tiempo, reservando los primeros momentos del día para sentirte en paz contigo mismo; después de una dura semana de trabajo, te lo mereces.

Sábado

sabado

Como si de un bufé libre casero se tratase, nuestro petit déjeuner de sábado lo tiene todo. Literalmente. Galletas de varios tipos, cereales, mermelada, mantequilla, queso, embutido, dulces, zumo de naranja natural y café con leche. Mmmmmm...

Domingo

domingo

No pongas el despertador y, cuando te levantes, prepara una deliciosa torre de tortitas con fresas, nueces y arándanos y una gran jarra de zumo para invitar a todos tus amigos a desayunar. ¡Feliz domingo!

Fotos: Cordon Press