The Hat o cómo ser mochilero y cool a la vez

Hotel The Hat

El viajero del siglo XXI puede combinar los kilómetros de ferrocarril, las largas caminatas bajo la lluvia o el sol calcinante por las aceras y la mochila al hombro con la posibilidad de alojarse decentemente e, incluso, con un punto de sofisticación. No todo van a ser hostales con cucarachas en la bañera y rastros de quemaduras de cigarrillo en las cortinas. Se puede ser mochilero y cool a la vez.

He aquí The Hat.

Dicen los responsables de este alojamiento para turistas de Madrid que "parece un hotel pero es un hostel". Y también: "Allí donde dejo mi sombrero está mi hogar."

The Hat hotel

Este verano ha sido el lugar de moda en la ciudad, el punto de encuentro entre guiris y hipsters capitalinos. Todo ello gracias a una preciosa terraza y a su inmejorable ubicación: a apenas unos metros de la Plaza Mayor.

Terraza The Hat

The Hat (Imperial, 7) es un híbrido entre el hotel de diseño y un Youth Hostel de alta gama. Desayuno incluido; una cortesía que siempre se agradece a la hora de alojarse. El wifi, por supuesto, se regala al visitante. The Hat, digámoslo claramente, mola. Es moderno, desenfadado, sin pretensiones pero con una imagen muy cuidada. Por eso llama la atención. Tiene un par de suites pero también habitaciones para compartir con familia o amigos. 

Suite The Hat

Es un hotel para el siglo XXI con precios ajustados y estética cuidadísima. Alojarse en él (o acudir a tomar una copa a su terraza) es rejuvenecer. Erasmus, jóvenes profesionales de paso, familias europeas de mochila para todos, modernos de toda condición que acuden a tomar algo...

The Hat tiene algo de extranjero en su concepto: es como si en vez de en Madrid estuviésemos en Holanda. Pero es Madrid y lo comprobamos cuando, desde la terraza de este hotel, contemplamos los tejados de poblachón manchego de una ciudad que, en su centro, jamás dejó de ser casi una aldea.

desayuno-The-Hat

Otra característica de The Hat es que pretenden desde el hotel ejercer de embajadores de la ciudad. Tu guía en Madrid es The Hat. Se trata de superar la filosofía rígida del típico hotel donde, como mucho, te dan un mapa de la ciudad. 

¿La mala noticia? Que, si quieres reservar para cenar en la terraza, mientras el buen tiempo lo permita, no va a ser fácil: resulta un lugar muy codiciado y sólo se permiten reservas a partir de diez personas.

The Hat es una forma diferente de concebir el alojamiento. Están los grandes y lujosos hotelazos, los hotelitos con encanto, las cadenas hoteleras de probada eficiencia y... The Hat. Es otra cosa. Es mochilerismo con clase.

Bar-The-Hat

Dado el éxito que está teniendo entre la clientela extranjera, seguro que de aquí a muy poco otros espacios como este proliferarán a lo largo y ancho de la ciudad de Madrid. Desde luego, si uno se pone a la puerta de The Hat un día cualquiera, las idas y venidas de clientes y visitantes por su puerta nos indican que estamos ante un lugar de los que se han puesto de moda. Sí: a Madrid le gusta The Hat.

Fotos: Cortesía de The Hat