Paisaje (interior) de Cuba en Madrid: Habanera

Habanera en Madrid

Todo comenzó en Pipa & Co allá por 2013. Un bonito y pequeño restaurante en la esquina entre Alberto Alcocer y el Paseo de La Habana. Fue el principio del grupo Larrumba que, apenas tres años después, ha extendido por medio Madrid una constelación de restaurantes donde lo chic y lo estrictamente alimenticio se combinan con enorme inteligencia.

Y este verano ha llegado Habanera, local a descubrir en la calle Génova (nº28), donde estuvo durante años el vetusto Ríofrio, y este cálido otoño que tarde o temprano nos conducirá al frío y la lluvia resulta una estación perfecta para descubrirlo.

Los famosos (por supuesto) no ha tardado en llegar.

Paula Echevarría en Habanera

Pero más allá de las celebridades asistentes, Habanera tiene el toque Larrumba: una espectacular puesta en escena y una cocina impecable.

Habanera es un paisaje interior de Cuba reinterpretado en clave moderna.

A lo cubano

Un local de 900 metros cuadrados en el que los sabores caribeños se mezclan con aromas de la cocina mediterránea.

Otra perspectiva habanera

En su carta hay (por supuesto) la deliciosa ropa vieja cubana pero también tortilla trufada con espuma de patata, falsos nigiris de causa limeña, canelones de carrillera con puré de boniato, saquitos de arroz a la cubana (otro guiño) e, incluso, arroces y carnes.

En cuanto a los vinos, atención a su selección de botellas procedentes del extranjero: Burdeos, Borgoña, Sudáfrica y Mendoza (Argentina) tienen oferta en la carta.

Cubalibre y brunch

Y, naturalmente, como suele ser habitual en los locales del grupo Larrumba, Habanera es tan buen lugar para comer y cenar como para tomarse una copa.

¿Y qué mejor lugar que este para degustar un cubalibre? En Habanera ofrecen un Cubalibre 2.0 elaborado con ron añejo, bítter de chocolate, mermelada de naranja amarga, canela y Coca Cola.

No suena mal.

Desde lo alto

También existe la posibilidad de disfrutar de un brunch al viejo estilo (con los huevos benedictinos pertinentes) o más heterodoxo (con arepita incluída).

Madrid sigue y sigue y sigue.

Otro lugar más al que acudir.

Y los que quedan por ser descubiertos.

Fotos: Habanera, Instagram