Margarita y los Beatles

margarita-y-los-beatles

Londres. 6 de julio de 1964. Los Beatles estrenan en el London Pavillon la película A Hard Day's Night ante un selecto público.

Entre los asistententes, se encuentra ella: Margarita de Inglaterra. La Princesa acudió al evento junto a su marido, el fotógrafo y cineasta Antony Armstrong-Jones (también conocido como Lord Snow desde que en 1961, un año después de la boda, se le otorgase el título de conde ante la preocupación de que Margarita diese a luz un hijo sin distinción nobiliaria). Las autoridades tuvieron que cortar el tráfico de Picadilly Circus para evitar un colapso. Mientras Margarita les saludaba, más de 12.000 fans trataban de tomar el teatro por asalto para conocerlos.

ADEMÁS: Conviértete en el perfecto anfitrión: 10 ideas (antiguas) para recibir en casa

"A Hard Day's Night fue muy interesante, ya que era la primera vez. Aborrecíamos el guión porque intentaba escribir cómo éramos en la vida real. Vista ahora, Alun Owen no hizo un mal trabajo, pero entonces nos sentíamos cohibidos por los diálogos. No los sentíamos como auténticos." Así hablaba John Lennon de la sensación inicial de la banda con respecto al filme; una comedia de ficción rodada en forma de documental. Sus palabras se recogen en el libro The Beatles Diary: An Intimate Day by Day History de Barry Milles.

margarita-y-los-beatles

En la noche del lanzamiento mundial, John y los suyos sí que mostraron su autenticidad. Sbre todo ante la princesa Margarita. En una ocasión Walter Shenson, productor de la película, relató cómo durante el cóctel posterior al visionado George Harrison se le acercó para preguntarle cuándo iban a cenar. Shenson le respondió que no podían hacerlo hasta que la Princesa se marchase. Entonces, el propio George se dirigió a ella diciéndole: "Alteza, estamos muertos de hambre y Walter dice que no podemos cenar hasta que usted se vaya."

ADEMÁS: 7 groupies icónicas del rock

Lejos de ofenderse, Margarita se echó a reír a carcajadas y, cogiendo a Antony del brazo, le gritó: "Vámonos Tony, que estamos estorbando." Ese fue el inicio de una larga amistad, en la que se entremezclan rumores de drogas psicodélicas compartidas y momentos solemnes; como cuando la reina Isabel nombró caballero a Paul McCartney.

margarita-y-los-beatles

margarita-y-los-beatles

La cena de después se celebró en el Hotel Dorchester y, luego, algunos de los invitados se trasladaron al Ad Lib Club para continuar la fiesta. Los Rolling Stones no se lo perdieron. Por cierto: otro día hablaremos del romance que, al parecer, la Princesa mantuvo en secreto con Mick Jagger.

ADEMÁS: Celebrities tras la cámara

Texto: Mila García

Fotos: Cordon Press