La Castela, la taberna (de autor) donde comió Michelle Obama

La Castela

En Madrid existe todo un universo gastronómico de altísima calidad en torno a la calle Ibiza e inmediaciones. Y, concretamente, en la calle doctor Castelo se ubica La Castela, taberna de autor con exquisitos platos que respeta el sabor castizo y la decoración de la vieja bodega que existió entre estas paredes.

La Bodega de Mentrida se convirtió en La Castela en 1989 y desde entonces es toda una referencia imprescindible para los que valoren la cocina tradicional que se atreve a explorar nuevos territorios.

A la rica merluza

Aquí es donde acudió a comer Michelle Obama, acompañada de sus hijas y su madre, a su paso por Madrid.

La Primera Dama estadounidense hizo una degustación de tapas, especialidad de la casa.

¿Y qué hay que comer en La Castela? De todo un poco. Hay, naturalmente, mojama, excelente jamón, anchoa, gamba blanca y roja... Dentro de esa oferta marinera, los chipirones encebollados son un valor seguro.

Chipirones encebollados

La Castela tiene una gran influencia sureña en su carta pero introduce variaciones más propias de la vanguardia. Por ejemplo, sus boquerones en tempura. Deliciosos.

Boquerones en tempura

Pero no sólo de pescados y similares vive el cliente de La Castela.

El salón que acogió a Michelle Obama

Michelle Obama acudió a La Castela y cierto es que su llegada alborotó toda la calle (irrumpió acompañada de una legión de gente de seguridad) pero, al parecer, se comportó con total discreción. Pidió una mesa, la ocupó con sus hijas y no exigió exclusividad. Compartió salón con otros clientes.

Salón de La Castela

Algunos de los platos en los que La Castela está especializada son seguramente algo difíciles para los gustos estadounidenses. Por ejemplo, los callos con garbanzos. La casquería típicamente madrileña (toda una delicia) es una prueba de riesgo para algunos paladares no experimentados.

Callos con garbanzos

Menos problema hay con las carnes, también presentes en el menú de La Castela. Un solomillo es un solomillo y sólo tiene que estar en su punto y que la carne sea de la mejor calidad. 

Solomillo

Un establecimiento, La Castela, cuyo reconocimiento traspasa las fronteras de España. Y mucho más después de tan ilustre visita.

Fotos: La Castela