Italia is love o el último gran desfile de Dolce & Gabbana

dolce-gabbana-primavera-verano-2016-desfile

Dolce & Gabbana es Italia. E Italia es amor. Ha quedado claro en su último desfile. En él, la firma homenajea a los puntos más turísticos de su musa, el país de la bota, con una colección Primavera-Verano 2016 hecha souvenir. Además de ofrecer uno de los espectáculos más apoteósicos de la temporada; con selfies de recuerdo (tomados por las modelos sobre la pasarela) incluidos.

Y es que, para Domenico Dolce y Stefano Gabbana, directores creativos de la marca más italiana del universo, la personalidad mediterránea, naturalmente sexy y preciosista de su tierra lo domina todo. No solo en esta ocasión, pues los diseñadores ya llevan varias temporadas presentando colecciones inspiradas en ella. Con una presencia cada vez más fuerte de los códigos estéticos tradicionales de la bella Italia.

Encaje, bordados artesanales de mil y un colores, aplicaciones barrocas, reminiscencias de la Roma imperial, rosas rojas, mammas, pizzas, platos de espaghetti, fruta, el mar, aires naïf, folklore, cestas de paja, pañuelos de seda estampada, Madonnas y mujeres de armas tomar que remiten a exuberantes divas del cine italiano como Claudia Cardinale, Sofía Loren o Gina Lollobrigida. De todo esto y mucho más parten sus creaciones.

"Alguien que me quiere mucho me ha traído este vestido de Italia"

blanca-padilla-desfilando-para-dolce-gabbana

Esta vez, Dolce & Gabbana ha querido hacer un tour al centro de su propia esencia pasando antes por Roma, Sicilia, Portofino, Palermo, Capri o Venecia. Con vestidos de todo tipo cuajados de referencias a estos lugares de visita obligada para los turistas que van a Italia y acogiéndose al horror vacui de las postales, cerámicas y textiles que pueblan sus tiendas de souvenirs. Para que a nadie se le olvide que, en el viaje de la moda, Italia también existe. Con alegría. 

Los accesorios juegan un papel fundamental. De los bolsos de rafia con naranjas, plátanos y racimos de uvas falsos, a las sandalias con pompones o las pañoletas multicolor, los pendientes rococó y las gafas de sol joya a juego con los prints de la ropa, lo cierto es que la estética all'italiana de la firma, más contundente que una buena salsa boloñesa hecha en casa, no podría explicarse a sí misma de una forma tan poderosa como aquí lo hace sin ellos.

¡Fotos sí!

dolce-gabbana-desfile-selfies-italia

Desde la primera salida del show hasta el momento del carrusel final, las modelos de Dolce & Gabanna (entre ellas, la española Blanca Padilla) estuvieron tomándose fotos al mismo tiempo que desfilaban. Como no podía ser de otro modo, todos los asistentes hicieron lo propio. Y aquello se convirtió en una verdadera locura de flashes y clicks que llegaban desde todos los ángulos posibles. Por supuesto, en cuestión de segundos Instagram se inundó de la magia de Italia tanto como el catwalk, presidido por un café con toldo a rayas rojas y blancas llamado Italia is love.

Por cierto: las fundas y carcasas de los móviles que llevaban las tops también estaban firmadas por Dolce & Gabbana; y desde ya prometen convertirse en uno de los hits más deseados de la próxima temporada. 

Fotos: Gtres