En la piel de Alexander McQueen

chaqueta-piel-alexander-mcqueen

Cuando moda y ciencia se fusionan surgen cosas tan extrañas como maravillosas. Si hasta ahora vestirse de Alexander McQueen era tan (relativamente) fácil como adquirir una de las prendas que el diseñador británico creó en su momento, la última revolución de la industria textil va un paso más allá: la colección Pure Human, ideada por una estudiante de la famosa escuela londinense Central Saint Martins, emplea como materia prima el ADN del diseñador para crear chaquetas y bolsos de cuero humano.

La estudiante en cuestión se llama Tina Gorjanc, es de origen turco y diseñó este (cuanto menos original) proyecto como parte de la asignatura Materiales del futuro. Porque renovarse o morir es mucho más que sólo un dicho en el mundo del arte y, en esta ocasión, el reseteo viene de mano de la tecnología.

Puede que parezca ciencia-ficción, pero la colección Pure Human es muy real: gracias a unos mechones de pelo que Alexander McQueen incluyó en la colección de ropa que él mismo presentó para graduarse del Saint Martins, Gorjanc pudo obtener el ADN del diseñador y comenzar así su apasionante aventura fashionista.

El continente

chaqueta-pure-human-alexander-mcqueen

En cuanto al desarrollo del tejido, gracias al apoyo de un laboratorio de genética, Gorjanc podrá crear una especie de cuero que simule la piel del diseñador más célebre de la Central Saint Martins.

Pero no sólo la piel. La intención de esta trangresora estudiante va más allá pues, desde las pecas a los tatuajes de McQueen, toda su historia cutánea quedará plasmada en las prendas de la colección; como una simbiosis total entre sus ideas y la vida del diseñador.

El contenido

diseñador-alexander-mcqueen

Este insólito homenaje a Alexander McQueen surge de algo mucho más profundo que la mera admiración por el diseñador (quien se quitó la vida en el año 2000). Porque, con esta colección, Tina Gorjanc pretende también poner en evidencia la falta de protección de nuestra información biológica.

En efecto, mientras que el cuerpo o el legado de físico de una persona cuenta con un amplio espectro legal de protección, su ADN en cambio no corre la misma suerte. "Si una estudiante como yo ha sido capaz de patentar un material extraído de la información biológica de Alexander McQueen, imagina lo que las grandes corporaciones podrían hacer en el futuro", explicó Tina en una entrevista concedida a la revista Dezeen.

Aunque el proyecto todavía está en proceso de desarrollo, Gorjanc ya ha subido a su página web bocetos de los diseños que pronto se podrán adquirir confeccionados en la piel de McQueen, pero por el momento elaborados con piel de cerdo. Un pequeño adelanto de la que, opiniones a favor o en contra al margen, promete ser una de las colecciones más extrañas que la industria haya visto jamás.

Fotos: Pure Human y Alexander McQueen Oficial