El pan es tendencia y otros motivos para (no dejar de) comerlo

el-pan-es-tendencia

Este artículo es una oda al pan. El pasado 16 de octubre, este alimento a veces tan injustamente infravalorado celebró su Día Mundial. Para celebrarlo, este mes nos hemos propuesto (no dejar de) comerlo. Y de paso, intentar que los que en algún momento lo eliminaron de su dieta, como mínimo, se planteen volver consumirlo.

Porque, más allá de lo trendy, el pan siempre viene con un sinfín de razones para amarlo bajo el brazo... he aquí diez. ¿Lograremos convencerte?

1. Vuelve a estar de moda

el-pan-es-tendencia

Vale que algo tan importante como la alimentación no debería regirse por el devenir de las tendencias (en ocasiones, tan incierto). También vale que, a la hora de incluir el pan en nuestra dieta, lo de menos tendría que ser que esté o no de moda. Y vale que, para comer bien, el hecho de que lo que ingeramos "se lleve" resulta definitivamente irrelevante

Sin embargo, si algo bueno tienen los hits gastronómicos es que, en ocasiones, logran que muchas personas cambien sus hábitos alimenticios para mejor. Así que, si el pan ha decidido volver y, de nuevo, estar por todas partes... bienvenido sea.

2. Para gustos, los panes

el-pan-es-tendencia

Hay tantos tipos de pan como de paladares exigentes. Por eso, aquello de "a mí no me gusta el pan" no puede ser una excusa para no comerlo. Blanco, integral, con semillas o frutos secos, de centeno, con aromas... sus múltiples variedades llegan hasta el infinito.

Educar a los niños en la cultura del bocadillo es un primer paso para acercarles al pan y, ya desde pequeños, enseñarles a alimentarse correctamente. ¿Un consejo? Alternar en su alimentación panes diferentes en las distintas comidas del día.

ADEMÁS: Ya puedes comerte (en Madrid) la hamburguesa favorita de Obama

3. A tope de energía

el-pan-es-tendencia

El pan es una gran fuente de hidratos de carbono; pura energía que se adapta a todos los estilos de vida. Los cereales que contiene y que están en la base de su receta también ponen los cimientos de la famosa pirámide alimenticia. Dentro de una dieta equilibrada, ayuda a obtener todos los nutrientes que el organismo necesita para funcionar correctamente.

4. Sistemas digestivos felices

el-pan-es-tendencia

Además de aportar energía, el pan regula el sistema digestivo gracias a la fibra. Sobre todo el integral; que la incluye en un alto porcentaje. Tomar pan, sobre todo en el desayuno, evita y previene muchos problemas de salud relacionados con éste.

Con un poco de aceite de oliva y acompañado de una pieza de fruta, algo de proteína (como la que incluyen el huevo duro, el atún, el jamón serrano o el queso fresco) y una taza de café o té, se convierte en el mejor aliado de la primera comida comida del día.

5. No engorda (en serio)

el-pan-es-tendencia

Fuera mitos: ningún alimento por sí mismo engorda. Según la asociación Pan cada Día, "el aumento de peso se produce cuando consumimos más energía de la que nuestro organismo necesita". Proceda ésta de donde proceda. El aporte calórico del pan es moderado, su contenido en grasas (¡sorpresa!) bastante bajo y su poder saciante, alto.

6. Su sabor

el-pan-es-tendencia

El placer forma parte de la alimentación. Porque, además de nutrirnos y como seres hedonistas que somos, también queremos disfrutar de lo que comemos. ¿Qué sería de, por ejemplo, unos huevos fritos sin pan? Da mucha pena no tener nada con lo que mojar en una deliciosa salsa. Muchas de nuestras recetas favoritas incluyen pan (ahora estamos pensando en una humeante sopa de cebolla en invierno o en un sabroso gazpacho en verano... )

ADEMÁS: Malpica es amor

7. Es cultura

el-pan-es-tendencia

Como El Quijote o la filmografía de David Lynch, el pan forma parte de nosotros como animales socioculturales. Y lo más importante: está grabado para siempre en nuestros recuerdos. En muchos momentos importantes de nuestra vida hubo pan. ¿Por qué perder una tradición tan bonita (y sana) como la de comer pan?

8. El olor de las tostadas...

el-pan-es-tendencia

... o el sonido crujiente de una barra de pan al partirse. O el sabor a campo de un bollo artesanal. O el inimitable tono dorado de la corteza. O el calor en las manos de una baguette recién hecha al volver a casa. El pan se consume con los cinco sentidos. El pan se goza a través del olfato, del oído, del gusto, de la vista y del tacto.

9. Minerales por doquier

el-pan-es-tendencia

Tal y como informa Pan Cada Día, el pan (sobre todo el integral) "contiene selenio, que contribuye en la protección antioxidante del organismo, además de otros minerales tales como fósforo, magnesio, calcio y potasio, necesarios para que nuestro organismo desarrolle correctamente diversas funciones fundamentales".

ADEMÁS: De pícnic con estilo

10. ¡Foto!

el-pan-es-tendencia

El pan, con toda su sencillez y su humildad, es uno de los bocados más fotogénicos que existen. Comerlo es tan fácil como retratarlo. ¿Eres un adicto a Instagram? El pan es tu alimento.

Fuente: Pan Cada Día

Fotos: Cordon Press y cortesía de Pan Cada Día