El Deauville de Gabrielle Chanel

el-deauville-de-gabrielle-chanel

Si el imaginario de Gabrielle Chanel fuese una carta astral, Deauville, Biarritz y Venecia trazarían mapas de estrellas para explicar su vinculación con el Universo. Como otra forma de saber estar: siempre en el lugar correcto en el momento adecuado. Lo de París lo eligió.

En Deauville, Coco la creadora se convirtió en empresaria de éxito. Ya a principios del siglo XX se notaba con su presencia en el ambiente de la ciudad normanda que algo grande iba a sucederle allí. La tienda de la rue Cambon, especializada en sombreros, había abierto sus puertas en 1910 y ella se encontraba en una etapa nómada, viajera, inspiracional. En plena formación cultural.

ADEMÁS: Inspiración: 10 cortes de pelo del pasado para llevar este verano

Así, en 1913 y tras visitar el lugar en varias ocasiones, Chanel inaugura su primera boutique en la rue Gontaut-Biron de Deauville; elegante destino turístico de la época y, por tanto, escenario potencial para seguir cambiando el mundo a través de la moda, de nuevo con el beneplácito de las señoras distinguidas.

el-deauville-de-gabrielle-chanel

Esta foto sin adornos de Gabrielle en la playa fue tomada en esos tiempos.

Por aquel entonces, apenas había bañistas en Deauville. La gente (sobre todo las mujeres) vestían igual junto a la orilla que por las calles. El look deportivo y relajado que defendía Chanel se convertiría en una puerta abierta a la evolución. Porque, ¿quién puede ponerle diques al mar?

ADEMÁS: 30 prendas icónicas del cine

el-deauville-de-gabrielle-chanel

Siguiente postal: 1914. Gabrielle Chanel, de nuevo en Deauville, ya con pantalones. La transformación era imparable. El estilo Chanel, feminista sin saberlo, había comenzado a forjarse a base de claridad de ideas y fuerza revolucionaria.

Dale al PLAY si quieres viajar.

ADEMÁS: 10 piezas vintage en las que invertir ahora (y siempre)

Texto: Mila García

Fotos: Cortesía de Chanel