Dior Haute Couture, un cuento de hadas resumido en 10 capítulos

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Érase una vez Dior Alta Costura Primavera-Verano 2017. O el estreno de Maria Grazia Chiuri en la Haute Couture de la firma. Sucedió en París. A cada diseño, cada destello y cada palabra más suya y menos racional. Como la mejor de las fábulas.

1. Indios en Versalles

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Tocadas por penachos de suntuosas plumas en tonos dulces, las modelos de Dior flotan en medio de la neblina primaveral; conjugando en su delirio (real o imaginado) revoluciones apaches y pastelosidad versallesca.

ADEMÁS: 20 razones por las que amamos París

2. Juego de espejos

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

En el Museo Rodin de París, nada es lo que parece. En su mundo de fantasía, los reflejos juegan al embuste, dándole a la costura de Christian Dior un aire todavía más irreal... porque la vida es sueño y los sueños, moda son.

3. El volumen del bosque

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Siempre atenta a los códigos históricos de la maison, su nueva directora creativa hace en este desfile un arte de la forma; voluminizando cada vestido justo hasta donde su tejido es capaz de llegar: ni un centímetro más, ni uno menos. Siluetas cocoon, faldas New Look que se alargan hasta la hierba o mangas de farol que quieren transformarse en pétalos los definen.

4. Entre flores (de colores)

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Están por todas partes. En los bordados de las prendas, en los accesorios y en el pelo. En el ambiente. En el relato. En la mente de quien las roza. Y se expresan a través de la belleza sin control. Pues, ¿qué sería de un jardín salvaje sin las violetas, las amapolas o las margaritas comunicando a sus anchas por él?

ADEMÁS: La fantasía hippie en 7 looks de belleza

5. La neo-viuda negra

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Bucólicas ibélulas o mariposas sustituyen a las tétricas arañas en los tocados que accesorizan algunas piezas de la colección. No por ello exentos de veneno, estos animalillos casi echan a volar por el espacio gracias a la ayuda del encaje negro, la gasa de seda o el tul plisado... que les dan alas.

6. Contra el aburrimiento, pasión 

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

De repente, un brote rojo o un tacto de flora acolchada irrumpen en el paisaje, sorprendiéndolo primero a él y después al resto. Y es que, si por algo se caracteriza el trabajo de Maria Grazia Chiuri, es por salirse (siempre un poquito más) de lo predecible.

7. En las estrellas...

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Al caer el sol, las flores y las mariposas mutan a estrellitas metalizadas que se alumbran con la luz natural del Universo. Da igual si van en una diadema, en el talle de un vestido o directamente enmarcando el maquillaje: el caso es expandirse. Como si de pequeñas supernovas en pleno proceso de liberación de energía se tratasen.

8. El onirismo hecho detalle

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Soñar también es vestir una muselina color nude repujada en hilo de oro, llevar unos zapatos de satén negro con bordados y lazos o ponerse un anillo en forma de crisálida. Soñar también es Dior.

9. ¿Bailamos?

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

De nuevo, lo inesperado. En este caso, traducido al lenguaje discotequero a base de lamés dorados o plateados, plumas teñidas y escotes en uve que, de modo literal, llegan hasta el ombligo. ¿Quién dijo que a las criaturas del bosque no les gustaba la noche?

10. Hechizo de luna

dior-alta-costura-primavera-verano-2017

Sí, durante todo este tiempo estabas soñado. Ahora cierra los ojos y colorín colorado; esta fiesta (aún no) se ha acabado.

ADEMÁS: La historia de Audrey Hepburn contada a través del lazo

Fotos: Cordon Press