Dinh Van, el espíritu libre de la joyería, cumple 50 años

dinh-van-exposicion-50-aniversario-marta-torne

Traspasar las barreras del diseño para alcanzar la creación artística. Liberarse de lo superfluo. Centrarse en lo esencial. Crear joyas para las personas que llevan joyas, en lugar de hacerlo para los que las contemplan. Conjugar modernidad con calidad clásica. Estos son algunos de los logros que, a lo largo de sus cincuenta años de andadura, ha conseguido Dinh Van, el espíritu libre de la joyería. Para celebrarlo, la firma parisina organizó una exposición sobre sí misma en Madrid, con sus piezas más emblemáticas.

fiesta-dinh-van

Numerosos rostros conocidos del mundo de la moda y del ámbito de la cultura de nuestro país acompañaron a Dinh Van en la fiesta, que tuvo lugar en el consulado de Francia (Marqués de la Ensenada, 10). Entre ellos, la presentadora de Cámbiame, Marta Torné, y Pelayo Díaz, estilista del programa y blogger.

pelayo-diaz-marta-torne-dinh-van

La periodista Ana García-Siñeriz, las actrices Nathalie Poza, María Pujalte, Eva Isanta y Pilar Castro, la galerista Topacio Fresh, el actual chico Martini Mario D'amico y el diseñador David Delfín también quisieron brindar con la marca y disfrutar de una velada única; llena de delicias gastronómicas, sofisticación y creatividad à la Française. En representación de Dinh Van y acompañada por el embajador de Francia en España Yves Saint Geours, Candice Laporte, vicepresidenta de la marca.

Algunos de los invitados, como Pelayo, lucieron joyas de Dinh Van integrándolas en su look y demostrando por qué la firma ocupa un lugar privilegiado dentro del universo del lujo. Y es que no todas las maneras de hacer joyería aúnan refinamiento, personalidad y sencillez en un mismo concepto que, además, es apto para todos los días.

Desde 1965

jean-dinh-van-50-aniversario

"J'avais touché le métal, une passion était née... J'aime l'or." De esta forma expresa Jean Dinh Van, fundador de la casa joyera en el año 1965, su pasión. Y con ello se refiere a que su devoción por las joyas nació cuando por primera vez tocó el metal y descubrió que amaba el oro. Por eso sus diseños son cómplices, icónicos pero cercanos; hasta el punto de conectar con las personas igual que aquel tacto inicial los unió a él y a la artesanía para siempre.

Su historia surgió en un contexto de revolución estética: el de mediados de los 60 en Francia. En esa época, Courrèges declina la minifalda hasta el infinito, Pierre Cardin crea la primera línea de ropa unisex, Yves Saint-Laurent inventa el Prêt-à-porter de lujo con su línea Rive Gauche y, con la llegada del plástico, Knoll fabrica en serie y democratiza los muebles. Jean Dinh Van hizo lo propio con la joyería. Precisamente, su primer anillo, de forma cuadrada, oro amarillo y con dos perlas de diferente color engarzadas, lo diseñó para Pierre Cardin.

primer-anillo-dinh-van

El estilo Dinh Van había nacido. Dos años después, en 1967, Jean abrió su primera boutique en los Campos Elíseos de París. Más tarde llegarían la exposición en Montréal de "los cuatro joyeros franceses con más talento" y el acuerdo con Cartier que le daría el impulso internacional definitivo a la firma. Hoy, cincuenta años después, Dinh Van no ha perdido ni un ápice de su esencia; ésa que se puede sentir en todas sus tiendas incluida la que, en verano de 2015, inauguró en el número 11 de la calle José Ortega y Gasset de Madrid.

Fotos: Gtres y cortesía de Dinh Van