Confesiones carnívoras en Charrúa

Fuego en Charrúa

Para quien tenga claras sus preferencias (y el veganismo no se cuente entre sus causas) está Charrúa, parrilla moderna cuyas brasas dibujan un otoño (e invierno) absolutamente carnívoro. De inspiración uruguaya y estilizada escenografía, Charrúa es un restaurante tan acogedor como sugerente en cuanto a oferta de carnes.

Porque en Charrúa tenemos carnes argentinas y uruguayas, australianas, de Alemania y Holanda o (naturalmente) producto español.

Exquisitas y sofisticadas carnes con sus cortes más adecuados y, además, con una interesantísima carta de vinos entre cuyas referencias pueden hallarse gratas sorpresas (atención a los vinos chilenos, por ejemplo).

Un rincón de Charrúa

Madrid no se acaba nunca (gastronómicamente hablando) y los nuevos establecimientos aceleran su proliferación y Charrúa es uno de los últimos en llegar, en la calle Conde de Xiquena, 4, justo enfrente de Canibal, restaurante que sucedió al mítico Café Oliver.

La eterna reinvención de la hostelería madrileña, inacabable.

Cenas al calor del fuego

La oferta culinaria de Charrúa es perfecta (sabiendo que estamos en una parrilla al modo uruguayo o argentino, con sus provolones, chorizos, mollejas y alguna verdura como entrantes) pero el modo en que está planteado el espacio, el lugar preferencial del fuego, la luz y los ventanales hacen de este lugar un sueño placentero para los días fríos que aguardamos con ganas. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de CHARRÚA (@charrua_madrid) el

O para evocar el frío.

Es decir, acudan cuanto antes, carnívoras y carnívoros, gocen de la media luz en Charrúa y del rojo de sus brasas.

Disfruten, además, de un entorno (calles de Almirante y Conde de Xiquena e inmediaciones) que está ganando enteros y donde surgen propuestas que demuestran la incensante pujanza del Madrid que sale a la calles en busca de un vino, un plato bien cocinado y, tal vez, café o copa.

Digamos, simplemente, que la llegada de Charrúa es una buenta notica para el panorama gastronómico madrileño.

Nos gusta.

ADEMÁS: Tendencias gastronómicas o los ingredientes de moda

Fotos: Charrúa