A lo cubano (por Chanel)

chanel-a-lo-cubano

Como cantaban Orishas resumiendo una isla en versos de rap: "A lo cubano/ botella 'e ron/ tabaco habano/ chicas por doquier..." y ahora también Chanel en La Habana, haciendo historia.

Historia de Chanel e historia de Cuba.

Porque la historia reciente de Chanel podría revivirse recordando algunos de sus desfiles míticos y el último, el de la colección Crucero 2016/17, ofrecido este martes 3 de mayo en Cuba, pasará sin duda a los anales de los ritos de primavera de la Maison.

chanel-en-cuba

Sucedió en el Paseo del Prado de La Habana, rediseñado en 1928 por el arquitecto y paisajista francés Jean Puiforcat. Allí el universo Chanel se materializó, ofreciendo un espectáculo único, en un alarde de elegancia plagado de color que permanece fiel a ese espíritu estéticamente revolucionario con el que Coco impregnó su obra.

Es ese punto de rebeldía, sumado al sabor de la tradición, en el que la conexión Cuba-Francia-Chanel cobra todo su sentido.

la-revolucion-de-chanel-en-cuba

De ello fueron testigo los famosos leones de bronce del Paseo de Prado cubano (animal fetiche de Coco Chanel) y el sinfín de celebrities que no quisieron perderse el considerado por muchos, también por otras razones ajenas a la moda, como un momento histórico. Hablamos de Giselle Bündchen, Alice Dellal, Ana de Armas, Vanessa Paradis, Alma Jodorowsky, Vin Diesel, Geraldine Chaplin o Tilda Swinton.

El desfile

una-coleccion-plagada-de-colo

Todo comenzaba con los ritmos afrocaribeños del dúo Ibeyi, la perfecta sintonía de un desfile lleno de colores vivos, estampados con motivos del Caribe, el clásico tweed de la firma francesa en tonos vibrantes, crochet, sombreros de panamá, boinas a lo Ché, camisas guayaberas…; y terminaba con Lagerfeld saliendo a saludar con chaqueta de paillettes firmada por Slimane para Saint Laurent, acompañado por su ahijado, Hudson Kroening.

Un ejercicio de eclecticismo en el que conviven las claves estéticas tan reconocibles en Chanel (como la elegancia de combinar el blanco y el negro, las formas estructuradas o la superposición de prendas) con guiños a los iconos del imaginario cubano.

un-guiño-al-imaginario-cubano

Es un hecho: Cuba se ha abierto al mundo, los Rolling Stones se pasean por el Malecón y Karl Lagerfeld, ávido cazador de tendencias, vuelve a acertar en la exótica elección del enclave donde cada año cobra vida su colección Crucero.

Hay quien afirma que Lagerfeld se retira; que Karl dice adiós y se despide de las pasarelas tras más de tres décadas al frente de la Maison. De ser así, no podría haber escogido un escenario mejor. Dicho esto: ¡Larga vida al Káiser! ¡Y viva Cuba!

Fotos: Cortesía de Chanel