¡Arriba el cardado! Fotos de señoras muy bien peinadas

arriba-el-cardado-fotos-de-señoras-muy-bien-peinadas

Hubo un tiempo en que la laca, el cepillo redondo y el secador eran los reyes de la peluquería. Hubo un tiempo en que las señoras iban muy bien peinadas. Hubo un tiempo, antes, en que el cardado molaba.

En parte, gracias al cine y a la moda de finales de los 50 y principios de los 60. Actrices de Hollywood y modelos de París lucían en las revistas ilustradas que pululaban por Europa voluminosos recogidos sin vida o melenas sueltas donde el movimiento, el cuerpo y el brillo no pasaban ni para saludar (no lo juzgamos; solo lo aplaudimos entusiasmados).

ADEMÁS: Los 7 pecados capilares

Una mujer, Jackie Kennedy, influyó de forma decisiva en el modo de ver el cardado como algo elegante y distinguido. Ella y su look crearon un icono capilar que, incluso mucho después de su muerte, sirvió de inspiración a las generaciones posteriores.

jackie-kennedy

A las italoamericanas de Nueva York les encantaba. Poco a poco, la manera de cardar el cabello se diversificó. La cultura yeyé entró en juego. Celebridades como Brigitte Bardot o Audrey Hepburn, cuyo poder estético traspasaba la gran pantalla, hicieron el resto.

ADEMÁS: "Tengo el pelo largo y no sé cómo cuidármelo"

Pero a quien de verdad se le atribuye el invento del cardado fue a la esteticién de Chicago Margaret Vinci Heldt. Del bouffant, pasó al beehive o moño-colmena. "Siempre miraba un pequeño sombrero negro y decía: algún día, voy a crear un peinado que quepa debajo del sombrero, y cuando la mujer se quite el sombrero, el peinado estará allí", contó la peluquera en una entrevista. 

ADEMÁS: Trenzas por doquier: 50 ideas para lucirlas en verano

En esta galería encontrarás todo tipo de cardados: haz click en la imagen principal para admirarlos y, quién sabe si también, atreverte a probar alguno de ellos.

Fotos: Cordon Press