8 alternativas vegetales a la carne

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

El cambio es imparable. Cuanto más se investiga, y cuanta más información se da sobre el tema, menos personas están dispuestas a basar su alimentación (y su modo de vida) en una filosofía carnista

Siempre han existido alternativas vegetales a la carne. Algunas, como el tofu o el tempeh, proceden de culturas ancestrales que han ido exportando su sabiduría alimenticia a lo largo del tiempo y el espacio. Otras, como la Heura o los productos de Beyond Meat, son de creación muy reciente; y representan a una nueva generación de alimentos respetuosos tanto con el planeta y con los animales, como con los consumidores.

Dice The Economist que 2019 será el año del veganismo. Aquí van ocho modos de unirse a su revolución.

1. Soja texturizada

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

La soja texturizada el resultado de extraer el aceite de las habas de soja y, luego, deshidratar el residuo sólido que queda; sometiéndolo a un proceso de extrusión. Se presenta en seco, por lo que, antes de cocinarla, hay que remojarla en agua durante unos minutos. Gracias a ello, resulta fácil de conservar en casa y tiene una fecha de caducidad muy amplia.

Una vez hidratada, se asemeja a la carne picada, admite todo tipo de condimentos y puede utilizarse en sustitución de ésta para elaborar rellenos y salsas de pasta, hamburguesas, albóndigas o burritos.

¿Un plus? Que no contiene aditivos químicos, ni colorantes, ni conservantes. Es un producto cien por cien natural y vegetal con un alto contenido en proteína y fibra, libre de azúcares.

2. Tofu

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

De origen oriental, se hace con semillas de soja, agua y solidificante o coagulante. Tiene una textura firme, similar a la del queso fresco, y suele presentarse en forma de cubos.

Es bajo en grasas y calorías, rico en hierro y proteínas y, dependiendo del coagulante que se utilice para elaborarlo, también puede contener calcio y/o manganeso. Absorbe muy bien los sabores aunque su naturaleza es más bien neutra, por eso se recomienda condimentarlo o marinarlo antes de incluirlo en recetas como sopas, arroces, salteados o guisos (incluso se puede tomar tal cual, frito o a la plancha).

ADEMÁS: Por qué esta sudadera de Vetements (animalista y antisistema) importa

3. Seitán

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

La llamada "carne vegetal" se prepara con harina de trigo y agua, mediante un proceso de separación del gluten y el amidón (el seitán no es apto para celíacos) y hervido en un caldo con salsa de soya, alga kombu y jengibre. Aporta proteínas, calcio, sodio y potasio.

Se presenta en barra o cortado en filetes, y se cocina a la plancha, asado, hervido, estofado, en salsa... e incluso desmigado o picado, exactamente igual que un producto de procedencia animal.

4. Heura

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

El proyecto Foods for Tomorrow ha desarrollado la Heura, en sus propias palabras, "la nueva generación de carne vegetal". ¿Su ingrediente principal? La soja. Trabajada con aceite de girasol, sal, aroma y especias (pimentón, pimienta, jengibre, nuez moscada, macis y cardamomo) y vitamina B12 hasta obtener una textura y un sabor casi idénticos a los del pollo.

La Heura contiene dos veces más proteína que el huevo, cuatro veces más hierro que un plato de espinacas y seis veces más fibra que el tofu.

ADEMÁS: 7 firmas de belleza veganas

5. Tempeh

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

Como el tofu, el tempeh se hace con granos de soja. Sin embargo, debido a un proceso de fermentación diferente, el tempeh retiene todas las proteínas; y también posee más contenido en fibra y vitaminas si se compara con el tofu. Por eso es muy recomendable incluirlo en la alimentación vegana. 

Además, su sabor es más intenso y su textura, granulosa. Puede usarse para las mismas elaboraciones que el tofu, con el plus de que, en el caso del tempeh, no hace falta agregarle condimentos extra si no se desea.

6. Hamburguesas de legumbres y hortalizas

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

Se pueden comprar ya hechas o elaborar en casa con (prácticamente) cualquier legumbre y hortaliza. Por ejemplo, con garbanzos, lentejas, guisantes, setas y champiñones, espinacas, borraja, zanahoria, berenjena o calabaza. También se les puede añadir alguna proteína vegetal tipo tofu o seitán; o cereales como la quinoa o el arroz y frutos secos para jugar con las texturas. Solo hay que picar y mezclar bien los ingredientes, condimentarlos, amasarlos y darles forma. ¡Las posibilidades son infinitas! 

ADEMÁS: 20 platos vegetarianos que puedes hacer en el horno

7. Salchichas y embutidos vegetales

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

No, no hace falta recurrir a la proteína animal para preparar salchichas y embutidos: todos los ingredientes de los que se habla este artículo son aptos para ello. Y, al igual que sucede con las hamburguesas vegetales, este tipo de elaboraciones cada vez proliferan más en los supermercados (tanto veganos como no veganos).

8. Beyond Meat

8-alternativas-vegetales-a-la-carne

Beyond Meat es "la proteína del futuro". De todas las alternativas vegetales a los productos cárnicos que existen en la actualidad, tal vez se trate de la más similar (en un test a ciegas, la mayor parte de los participantes no la distinguen de la carne). Su fundador se crió en una granja y decidió que no quería formar parte de las prácticas de la industria, que vivió desde niño. 

Empezaron con un sustitutivo del pollo y, hoy, cuentan también con sustitutivos de la ternera, de la carne picada, y con su famosa hamburguesa Beyond Burger. Básicamente todo se elabora con proteínas de soja y guisantes a las que se les añaden condimentos, especias y aromas naturales. La sangre es zumo de remolacha.

¿La buena (o todavía mejor) noticia? Que ya ha llegado a España.

Fotos: Gtres, Pixabay, Heura y Beyond Meat